Los 15.000 usuarios diarios de la línea 33 del bus urbano estrenan 4 nuevos vehículos

  • Los autobuses suplantarán a otros antiguos bajando la edad media de la flota que hace este recorrido de 8,44 a 5,02 años

La línea 33 del transporte urbano de Granada, que une la estación de autobuses con Cenes de la Vega, ha incorporado a su flota cuatro nuevos vehículos que sustituirán a otros tantos autobuses más antiguos, beneficiando de este modo a los 15.000 viajeros que diariamente utilizan esta línea, 3.000 de ellos procedentes del municipio metropolitano.

De este modo, la edad media de los 20 autobuses destinados a este recorrido desciende de los 8,44 a los 5,02 años, en una línea que ha pasado de transportar 1,6 millones de pasajeros en 1998 -cuando fue inaugurada- a más de 4 millones de usuarios en 2008, de los cuales, 910.000 provienen de Cenes de la Vega.

"Esta línea ha contribuido a que se desarrolle urbanísticamente y desde el punto de vista de la habitabilidad toda la zona de la carretera de la Sierra", según manifestó ayer el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, quien resaltó que la mejora de las conexiones con Cenes de la Vega ha influido en el aumento del número de habitantes del municipio cenero, que ha pasado de 3.000 vecinos censados en el primer año de funcionamiento de la línea a los 6.000 actuales.

El refuerzo de la flota va encaminado "a intentar que los usuarios dejen su coche particular para acceder al centro de la ciudad, porque es molesto para ellos y la ciudad y porque es mucho más caro y mucho menos ecológico", según argumentó Torres Hurtado.

"Lo que pretendemos es que se potencie el transporte público evitando la entrada de coches a la ciudad", según añadió el alcalde de Granada. De hecho, el Ayuntamiento estima que la línea evita la entrada de unos 3.000 coches particulares al centro de la ciudad, procedentes tanto de Cenes de la Vega como de la zona de la Carretera de la Sierra.

Asimismo, el primer edil granadino recordó que la línea 33 es la primera a nivel de Andalucía que empezó a funcionar -con seis autobuses-, como metropolitana, uniendo Cenes de la Vega con el Hospital Clínico de la capital.

Además, las encuestas que regularmente se realizan sobre la satisfacción de la clientela con el servicio de la empresa Rober -encargada del transporte público de Granada- sitúan generalmente a la línea 33 como una de las mejores valoradas, principalmente porque mantiene una frecuencia de paso de entre 6 y 12 minutos.

Torres Hurtado aclaró que los cuatro nuevos autobuses "son de última generación y reúnen todos los requisitos de los que la Unión Europea entiende por transporte público en las ciudades, como todos los que últimamente se están comprando".

En este sentido, los vehículos incorporan una rampa de acceso para personas con movilidad reducida; disponen de motor ecológico con bajas emisiones contaminantes y equipado con sistemas de recirculación externa de gases y filtro de partículas; cuentan con sistema de seguridad activa ABS, EBS y ASR; son de piso bajo tanto en la puerta de entrada como de salida; poseen sistema SAE y billetaje; y tienen suspensión neumática integral con arrodillamiento electrónico.

Respecto al interior de los autobuses, los coches contendrán 34 asientos y capacidad para 25 pasajeros de pie y miden 12,8 metros de longitud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios