"No vamos a fastidiar al comercio con la zona de afluencia turística"

  • La edil de Turismo confia en que el área de libertad horaria comercial que tiene que fijar el Ayuntamiento antes de que acabe el año "dé riqueza y empleo a la ciudad"

El Ayuntamiento de Granada trabaja en definir qué entornos o calles de la ciudad van a ser designadas como zonas de Gran Afluencia Turística para que se acojan al decreto de liberalización de horarios aprobado por el Gobierno y confía en que esta medida, que entrará en vigor el próximo mes de enero, dé "riqueza" a la ciudad.

La capital granadina es una de las 14 ciudades españolas escogidas por el Ejecutivo para acogerse a esta medida, ya que cuenta con más de 1,5 millones de pernoctaciones anuales y se sitúa entre los principales destinos turísticos del país, según informó la concejal de Comercio y Ocupación de la Vía Pública, María Francés. Para la edil, esta situación, que sólo comparten otras tres capitales andaluzas, "nos debe de enorgullecer" y, aunque reconoció que la posibilidad de que los comercios puedan abrir un domingo requiere "una cambio de mentalidad", confió en que la designación de estas zonas de gran afluencia turística generen más riqueza y empleo a la ciudad.

Francés quiso aclarar que los establecimientos que estén incluidos dentro de la designación no tendrán la obligación de abrir un festivo si no lo desean, ya que esta medida lo único que hace es dar la posibilidad legal de hacerlo. "Nosotros lo que desde luego no vamos a hacer es fastidiar al pequeño comercio y, de hecho, los que tienen dimensiones de menos de 300 metros pueden escoger actualmente cuando abrir", relató la concejal.

Para Francés, es importante recordar "de dónde viene el Producto Interior Bruto (PIB) de la capital" y opinó que el hecho de tener las tiendas abiertas puede ser un atractivo para que usuarios de la estación de esquí de Sierra Nevada o turistas de la Alhambra aprovechen para conocer Granada.

La edil recordó que la medida, que está teniendo "buenos resultados" en ciudades como Madrid, debe contar con el consenso del sector y pasar por pleno, para luego ser elevada a la Junta, que puede vetar la propuesta si no la va adecuada, algo que la edil ve "un poco raro", toda vez que el Consistorio es quien conoce "mejor" la situación del comercio en la ciudad.

"Nos ha tocado el papel de la fea de la fiesta", ironizó Francés, que ya tiene en su poder y está estudiando la propuesta conjunta realizada al respecto por consumidores, comerciantes y sindicatos. reconoció además que las opiniones sobre este asunto son muy dispares, pero confió en alcanzar un punto de entendimiento.

La propuesta remitida al consistorio partió de la Federación Provincial de Comercio de Granada, los sindicatos UGT y CCOO, así como las asociaciones de consumidores FACUA-Granada, UCA-UCE Granada y Al-Andalus Amas, que abogan por que esta declaración afecte a las calles Alcaicería y Oficios, a la Plaza de las Pasiegas y Plaza Nueva, la Cuesta de Gomérez, la Alhambra, el Paseo del Generalife, el Albaicín y el Sacromonte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios