Los vecinos piden que el Paseo de los Tristes sea peatonal los fines de semana

  • Proponen que el tráfico privado pueda acceder al Albaicín de lunes a jueves

Comentarios 1

Ante los problemas, imaginación. Teniendo en cuenta que los vecinos del Paseo de los Tristes y del Albaicín en general no les ha gustado demasiado la peatonalización de la céntrica vía y las restricciones al tráfico privado y al de servicios públicos como taxi y autobuses, ahora plantean una solución intermedia. Así, algunos vecinos defendieron ayer que en el término medio está la virtud y solicitaron al Ayuntamiento que peatonalice la Carrera del Darro "de viernes a domingo", que es cuando más afluencia de turistas consideran que se produce al histórico barrio.

De esta forma, según explicaron ayer algunos vecinos, podrían entrar con sus coches, los taxis y los autobuses en el barrio de lunes a jueves, lo que les permitiría poder llevar a cabo sus compras, sus visitas al médico o las gestiones pertinentes durante los primeros cuatro días de la semana. Consideran, además, que esta solución podría contentar a todos. Por una parte, a los vecinos que tendrían su parte de la semana y que cederían los días fuertes para el turismo, apostando el fin de semana por la peatonalización.

Rosalía Quevedo, a punto de cumplir sus 80 años, aseguró que no se niegan a la peatonalización . "Que sea peatonal a partir del viernes que es cuando vienen los turistas", declaró.

Los vecinos del Albaicín han intentado en medio centenar de ocasiones reunirse con el alcalde para encontrar una solución al problema de la peatonalización de la Carrera del Darro, ya que en los últimos seis meses se han suprimido las líneas 32 y 31 que daban servicio a la Cuesta del Chapiz y el Paseo de los Tristes y que ahora solo cuentan con la línea 35.

Los habitantes de este barrio sienten que los están dejando "abandonados por completo" y manifiestan que es "completamente falso" que el autobús tarde tan solo un cuarto de hora. "Quien pierde el autobús tiene que estar esperando aquí, en el Paseo de los Tristes, mínimo 45 minutos", declaró una vecina del barrio, Rosalía. Además los vecinos protestan porque la línea 35 que va al Sacromonte da una vuelta "enorme" y tardan más de media hora en llegar a sus casas, cuando antes con el 31 en unos diez minutos estaban ya en ellas.

Gonzalo Rodríguez, vecino del Paseo de los Tristes de 77 años y que cuenta con una movilidad reducida, pidió ayer al Ayuntamiento que no abandone el barrio y sea consciente de que son gente mayor, que no tienen medios y están enfermos, por lo que los autobuses son imprescindibles.

Los concejales del grupo municipal socialista se trasladaron ayer hasta el Paseo de los Tristes para mostrar su apoyo a los vecinos. El portavoz del PSOE, Francisco Cuenca, exigió al alcalde que nada más volver de sus vacaciones rectifique y se acerque hasta allí para que conozca "realmente" lo que está pasando.

Por su parte, el alcalde en funciones, Juan Antonio Fuentes, aseguró que se decidió el pasado julio conjuntamente con representantes vecinales del Albaicín que la línea 35 sería la que diese cobertura a esta zona y que si no funciona se puede modificar.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios