Una veintena de los rumanos desalojados encuentran trabajo y un lugar para dormir

  • Dieciocho de los desalojados comenzarán a trabajar el lunes en el sector agrícola

El Ayuntamiento de Granada albergará temporalmente a 18 de los rumanos desalojados el pasado martes de Cortijo Nuevo, en la Avenida de Dílar de la capital, en las instalaciones de los servicios de la Concejalía de Bienestar Social hasta el próximo lunes, día en el que comenzarán a trabajar en el campo.

Así lo comunicó ayer la Oficina del Defensor del Ciudadano en un comunicado en el que aseguró que la solución ha sido posible tras las gestiones realizadas por los técnicos municipales, en coordinación con la Oficina del Defensor y la Plataforma de solidaridad con la comunidad rumana, que apoya a las familias desalojadas el martes pasado.

Será el próximo lunes cuando se incorporarán a tareas agrícolas, fundamentalmente en la recogida de la aceituna, según se informó desde la oficina del defensor del Ciudadano. Estos trabajos incluyen alojamiento en un cortijo próximo a Granada y otras dependencias y comida, además de los correspondientes contratos laborales para que desarrollen su trabajo en condiciones de legalidad.

A mediados de la tarde de ayer, los ciudadanos rumanos desalojados de Cortijo Nuevo abandonaron la Plaza del Carmen, donde habían permanecido durante toda la mañana a la espera de activar posibles soluciones a su situación mientras en el interior del Ayuntamiento se celebraba el pleno ordinario de noviembre.

En días anteriores, al no tener un lugar para dormir, pernoctaron en la sede de IU y durante dos noches, en las nuevas dependencias de la Asociación granadina de la Prensa, en el antiguo Hotel de los Peregrinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios