Son vocacionales, siguen estudiando y encuentran empleo en poco tiempo

  • El estudio augura buenas salidas profesionales, sobre todo para titulados de carreras técnicas o de Ciencias de la Salud

Más de un 80 por ciento de los antiguos alumnos de la UGR que consiguieron graduarse hace tres o cuatro años, está trabajando y hasta un 86 por ciento ha tenido un empleo en algún momento durante este tiempo. De hecho, la mitad consiguió un trabajo en menos de tres meses, normalmente buscándolo por ellos mismos y en gran parte utilizando internet, según los datos del Vicerrectorado de Relaciones con la Empresa y Plan Estratégico.

La calidad del empleo es sin duda algo a tener en cuenta. Y a este respecto, el estudio realizado este año concluye que casi la mitad no superan los 1.200 euros de retribución neta mensual. Eso sí, la duración del trabajo actual supera el año para casi la mitad de ellos y un 30 por ciento cuenta con un contrato indefinido.

¿Y en qué trabajan? Pues un 85 por ciento, en el sector servicios, destacando la enseñanza no universitaria y la sanidad. En general, el grado de satisfacción con su empleo es elevado. Cerca de la mitad lo puntúan con un cuatro o un cinco (en una escala del 1 al 5) y sólo un 8 por ciento lo valoran con un uno o un dos. Y es que en más del 68 por ciento de los casos la relación del primer empleo con los estudios realizados es de moderada a alta o muy alta.

Tampoco todas las carreras se pueden pasar por el mismo rasero. En cuanto a la inserción laboral, hay titulaciones incluso en las que el cien por cien de los encuestados ha trabajado en algún momento desde que concluyó sus estudios. Es el caso de Arquitectura, Arquitectura Técnica, Enfermería, Ingeniería Superior de Caminos, Canales y Puertos y Odontología. Otro dato: actualmente trabaja el 93 por ciento de los titulados en Enseñanzas Técnicas en esos años, el 88 por ciento de los de Ciencias de la Salud y el 83 por ciento en el caso de las Ciencias Experimentales, pero en las letras la cosa cambia, con una inserción laboral del 78 por ciento en las carreras de Ciencias Sociales y Jurídicas y sólo del 69 por ciento en Humanidades.

Lo que guía a los universitarios en su elección de carrera es básicamente la vocación, en un 63 por ciento de los casos, aunque otro 28 por ciento toma la decisión pensando en las salidas profesionales. Al acabar, una gran parte decide seguir estudiando: el 76 por ciento realiza algún tipo de formación de posgrado, normalmente cursos o seminarios, pero más de un tercio realiza un máster, un 17 por ciento otra carrera y un 14 por ciento, el doctorado. Y por último, cuando se les pregunta, ya con la perspectiva del tiempo y de la experiencia laboral, qué piensan de la formación que recibieron en sus años universitarios, lo que echan en falta es la preparación para la inserción laboral, la oferta de trabajo en prácticas y un enfoque más práctico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios