"Os voy a matar a todos"

  • La Guardia Civil detuvo ayer en Alquife a un hombre que agredió a cinco sanitarios

Los cinco trabajadores del centro de salud de Alquife vivieron la noche del viernes el peor turno de su carrera. Un hombre entró en el centro y agredió y amenazó de muerte con un arma blanca a los dos médicos, dos enfermeros y el celador-conductor que estaban en ese momento trabajando. Un susto que terminó con la detención del individuo por parte de la Guardia Civil y que tendrá sus consecuencias el próximo lunes en un juicio rápido en Guadix.

Juan Pedro Cano fue uno de los agredidos y ayer no se recuperaba todavía del susto. Es el celador del equipo y el que primero atendió al detenido, de 49 años y con antecedentes de detenciones en el municipio. "Llegó dando golpes en el mostrador y tiró la tarjeta sanitaria. Empezó a decir que quería pastillas y a armar follón. Estaba yo sólo fuera y al escuchar las voces salieron un médico y un enfermero y lo pasaron a la consulta", relata. Pero dentro no se calmaba. Insultos, amenazas, agresiones verbales... "Os voy a matar a todos", dice el celador que gritó el paciente. "En ese momento, en el que los cinco intentábamos reducirlo, cogió a uno de los médicos por el cuello y lo puso contra la puerta con ademán de asfixiarlo. Entonces fue cuando sacó el cuchillo y se lo puso contra el cuerpo. Nos quedamos helados y petrificados. Si lo llegamos a tocar nos mata a todos. Pero finalmente clavó el cuchillo contra la puerta al lado del médico", explica Cano.

En ese momento, cuando lo vieron ya desarmado, uno de ellos dio una patada al cuchillo que cayó al suelo para quitarlo del alcance del agresor y fue cuando consiguieron reducirlo "con mucho esfuerzo porque era muy corpulento". Entonces, el propio Juan Pedro salió a llamar a la Guardia Civil, a la que avisó de que un hombre con un cuchillo les estaba amenazando. A los pocos minutos, dos patrullas se acercaron al centro y se llevaron detenido al agresor, al que sólo conocía uno de los médicos del centro. Afortunadamente, no hubo lesiones graves sino sólo algunos rasguños y arañazos.

Tras testificar ante la Guardia Civil, los cinco compañeros presentaron una denuncia contra este hombre, que pasó a disposición judicial y que permanecerá arrestado en principio hasta mañana, cuando han sido citados los cinco profesionales en el Juzgado de Guadix para la celebración de un juicio rápido.

"Un rato antes se habían ido los últimos usuarios. Menos mal que no había allí más gente", añade el celador, quien matiza que habitualmente es una zona tranquila.

El sindicato CSI.F ha condenado esta nueva agresión y ha denunciado un hecho que ya es "casi" normal en determinadas épocas del año", por lo que pide más vigilancia en los centros y apoyo del SAS. Salud, por su parte, activó el plan de atención a las agresiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios