Las vueltas que da la vida

  • El granadino Miguel Márquez entra en el exclusivo Libro Guinness de los Records tras conseguir la marca de 28 mortales en un minuto · Su nombre aparecerá en la edición del próximo año

El granadino Miguel Márquez lleva desde los 19 años dedicándose a la gimnasia acrobática, disciplina en la que se ha especializado en la modalidad de tumbling. No conforme con los éxitos deportivos, el gimnasta recibió una estimulante oferta: batir el récord Guinness que quisiera. Pensó y pensó y había uno que le llamaba mucho la atención.

El reto consistía en hacer el mayor número de mortales contra la pared en un minuto. La plusmarca mundial la ostentaba un alemán, que consiguió dar 27 mortales en 60 segundos. Márquez, con carácter positivo no se amedrentó y se propuso superarlo.

La cosa tenía su miga, porque el hacer mortales se sale de la línea acrobática de la que él es especialista. Estuvo tres semanas entrenando durante tres horas diarias para conseguir el objetivo, siempre intentando superar el registro de 27 mortales. Y llegó el día 30 de enero, momento en el que tocaba dar la talla y demostrar que él también era capaz de superarlo.

La prueba se grabó en los Estudios Picasso para el programa Récord Guinness de Telecinco. Cuenta Márquez que segundos antes de salir a hacer los mortales tenía muy claro que el récord era suyo. Su carácter positivo le llevó a salir con mucha fuerza al plató y a enfrentarse al muro de hormigón sin miedo.

Después de un minuto a un ritmo infernal de saltos mortales batió el récord Guinness. 28 piruetas le colocan como nuevo 'récordman' mundial. "A pesar de que estaba convencido de que lo lograría, no podía creerlo. Me sentí muy orgulloso de haberlo conseguido", afirma el gimnasta.

El programa para el que Márquez grabó su plusmarca se emite en varios países del mundo -desgraciadamente ya no en España, después de que Telecinco decidiera eliminarlo de su parrilla- por lo que si a otras cadenas les interesara el récord de Márquez, éste podrá volver a repetirlo, e intentar, por qué no, batirlo. Es ambicioso y cree que podría llegar a los 30 en un minuto, es decir a mortal cada dos segundos.

El entrar en el Libro Guinness de los Records es un reto que no todos logran, pero Márquez lo ha conseguido y se siente orgulloso por partida doble. Por un lado por lo que supone para su carrera y por otro por lo difícil que lo tuvo para entrar en el mundo de la gimnasia. "La gente comienza muy joven en esto, y ese no fue mi caso. Jugaba al fútbol en Tercera División, pero me di cuenta de que eso no era lo que quería. Disfrutaba pensando en la gimnasia acrobática y en enseñarle al mundo lo que era capaz de hacer. Fueron momentos muy duros porque recibí poco apoyo. Todos me decían que estaba loco, que no iba a llegar a ningún sitio...", explica.

Estos comentarios, lejos de hundirle, le fortalecieron y ayudaron a Márquez a llegar muy alto. Tan alto que "toda esa gente que en ese momento no me dio la oportunidad puede que se haya sorprendido al ver donde he llegado", asevera.

Con su especialidad, el tumbling, ha subido al podio en muchas competiciones, entre ellas dos Mundiales. También ostenta cuatro títulos de campeón de la Copa de España. Todos estos éxitos tienen mucho valor para Márquez, ya que "soy mi propio entrenador, me grabo en video y analizo mis fallos".

¿Su próximo objetivo? Volver a ganar el Campeonato de España por quinta vez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios