Granada CF

Alberty, un reposo alterado

El nicho de Alberty, ayer con el aviso de futura exhumación. El nicho de Alberty, ayer con el aviso de futura exhumación.

El nicho de Alberty, ayer con el aviso de futura exhumación. / J. H. M.

Los restos de una leyenda del Granada CF están a punto de desaparecer para siempre. Uno de los nichos afectados por la medida de Emucesa, la empresa que gestiona el cementerio de San José, de resolver la concesión a perpetuidad de algunas sepulturas del camposanto afecta a la del ex portero húngaro Gyula Alberty.

La historia del guardameta magiar apenas es ya recordada por los granadinistas más mayores, pero en un época causó todo un impacto. Tan solo defendió la rojiblanca durante seis meses, pero sus actuaciones levantaron admiración, según las crónicas de la primera etapa del Granada CF en la máxima categoría. Alberty era un portero de condiciones magníficas que había jugado en el Real Madrid y en el Celta y que fue reclutado por Paco Bru para jugar en Los Cármenes en 1941.

Sin embargo, en marzo de 1942 se le detectaron unas fiebres tifoideas coincidiendo con la llegada a Granada de su esposa. Sin embargo, tan sólo pudo contemplar los últimos momentos de su vida. Alberty falleció el 10 de abril al no poder superar una operación a la que fue sometido en el Sanatorio de la Purísima. Solo tenía 30 años y jugó 14 partidos con el Granada, pero su funeral llenó de aficionados la Iglesia de la Colegiata, fruto del impacto que generó en la hinchada, ya en aquel momento rojiblanca.

Alberty fue enterrado en el cementerio de San José en un nicho propiedad del Ayuntamiento de Granada y cedido a perpetuidad. La distancia y el tiempo hacen que la familia no vaya a reclamar los restos del mítico arquero, cuya tumba fue punto de peregrinación de algunos de sus ex compañeros y equipos, como el Celta de Vigo, que meses después de morir la visitó.

Salvar la sepultura de Alberty está ahora en manos municipales. El Consistorio estudia conservar algunos de esos nichos enterrados con granadinos ilustres. El Centro Artístico de Granada propuso conservar al menos las lápidas de algunos como los del rector Marín Ocete, la profesora Joaquina Eguaras o el conservador de la Alhambra, Modesto Cendoya. El Granada podría intentar hacer lo propio con la de un jugador que vestía la rojiblanca cuando murió. También el Ayuntamiento tendrá que estudiar si Alberty es uno de esos 'granadinos ilustres'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios