sporting | granada cf

La cara B de un internacional

  • El defensor uruguayo realiza junto a sus compañeros de zaga un partido muy mejorable en El Molinón

  • Comienza de central y termina siendo el lateral zurdo de los de Alcaraz

Comentarios 0

En la plantilla del Granada CF hay pocos jugadores que estén consolidados en su selección. Ochoa, Kravets, Wakaso...pero que en un combinado con ciertas opciones de ganar un título internacional sólo está Gastón Silva. El central uruguayo parece haberse ganado últimamente la confianza de Alcaraz pero para quien es un fijo es para Óscar Washington Tabárez. Sin embargo, o mucho cambia cuando cruza el charco o no se entiende que viendo el nivel que está ofreciendo en Granada, sea indiscutible.

El charrúa llegó a la capital de la Alhambra en busca de minutos pero le ha costado media Liga contar con la confianza para asentarse en el cuadro rojiblanco. Cuando Lucas optó por cambiar el sistema y jugar con tres centrales, sus opciones de jugar aumentaron perdiéndose en lo que llevamos de segunda vuelta tan sólo un partido y fue por acumulación de amarillas.

Interviene mucho en la primera mitad ante la permisividad del cuadro de Rubí Por arriba se muestra muy sólido y ganó casi todos los duelos que tuvo con Carmona

Ayer, volvió a actuar de central por la izquierda y únicamente cuando su equipo perdía por 3-1 ocupó el lateral zurdo en línea de cuatro, donde juega con Uruguay y donde parece que es otro Gastón. Lo cierto es que estuvo mucho más activo con el balón en los pies que en anteriores citas pero en pocas ocasiones se complicó la vida, para variar. Aún así, subió más de la cuenta como central de lo que es habitual entre otras razones porque se le dio libertad. Rubí era consciente que sus subidas no eran trascendentes, prefiriendo tapar la salida de balón en el eje del centro del campo o que no recibiera Pereira con comodidad a hacerlo cuanto Silva tenía el balón en sus dominios.

Por arriba impuso su autoridad ante Carmona, al que le ganó todos los duelos aéreos. Contundente en los despejes como suele ser habitual, intentó hasta en cinco ocasiones el centro al área, todos ellos sin consecuencias en el marcador y la mayoría de ellos con clara ventaja para la zaga sportinguista.

Pero lo cierto es que en su trayectoria en el Granada CF no está siendo el defensor pegajoso, intenso, difícil de superar y con carácter, esa cualidad típica del fútbol uruguayo y que tanta falta hace en el plantel dirigido desde China por Jiang Lizhang. En la primera mitad estuvo relativamente sólido atrás, no sin problemas cuando el Sporting atacaba pero tras el gol de la igualada, ese supuesto empaque que mostró la defensa se vino abajo y con él Gastón. En siete minutos se encajaron tres goles, lo que obligó a Alcaraz a buscar soluciones. Éstas llegaron modificando el sistema al emplear una línea de cuatro atrás con la salida del campo de Isaac Cuenca, lo que hizo que el '3' rojiblanco ocupara el lateral zurdo. Desde dicha posición buscó incorporarse al ataque y de hecho pisó más el campo contrario que en los 16 partidos que ha disputado. Pero eso sí, sin trascendencia alguna y con el choque ya sentenciado.

A nivel numérico, dio 39 pases acertados, seis errados, recuperó siete balones y perdió uno. Además, realizó diez despejes, recibió dos faltas y cometió otras tantas en los 93 minutos que duró un choque que acercó un poco más al Granada CF a la Segunda División.

más noticias de GRANADA CF Ir a la sección Granada CF »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios