granada cf | espanyol

Un epílogo algo más decente

  • Los rojiblancos acusan el mal inicio con dos tantos en siete minutos pero al menos tiran de amor propio para no hacer el ridículo una vez más

  • Adams juega con tres centrales

Un epílogo algo más decente Un epílogo algo más decente

Un epílogo algo más decente

Llegó el final de una aciaga temporada para el Granada CF y lo hizo en un ambiente muy triste, con la peor entrada de la temporada y una nueva derrota. Al menos, el cuadro rojiblanco no dio una lamentable imagen como en anteriores jornadas. Se comenzó horrorosamente mal pero con 0-2 al menos se tuvo amor propio para recortar distancias y dominar la posesión en la segunda mitad, aunque con poca profundidad.

CAMBIO SISTEMA

La principal novedad a nivel táctico del once de Tony Adams fue el cambio de sistema. El técnico inglés optó por el sistema que tanto empleó Lucas Alcaraz: defensa de tres centrales con dos carrileros. Los regresos de Isaac Cuenca y Héctor, habituados a pisar campo contrario, provocaron ese cambio, siendo Uche y Krhin los encargados de construir el juego. A Entrena se le vio tímido en ataque sobre todo porque Pereira acaparó todo el protagonismo. Arriba, Adrián Ramos estuvo muy desasistido.

HORROROSO INICIO

No se tuvo constancia del Granada CF en ataque hasta pasado el primer cuarto de hora. Hasta es momento se vio lo que durante toda la temporada han ofrecido los rojiblancos. Clamorosos errores atrás, nula calidad, dudas y poca profundidad. Un 0-2 en siete minutos que no hizo más que generar más dudas. Vezo y Lombán eran auténticos flanes en defensa donde únicamente Ingason daba cierta consistencia por raro que parezca.

DIGNIDAD

Sólo a base de casta se podía, al menos, meterse en el partido. Y en ese aspecto si ha habido un jugador que ha demostrado una gran profesionalidad, ese ha sido Andreas Pereira. El belga-brasileño se echó al equipo a su espalda siendo el único que hizo trabajar al Diego López. Suyos fueron cuatro de los cinco disparos de los rojiblancos en el primer acto. Buscó asociarse con Ramos y Héctor, curiosamente los otros dos que han puesto amor propio desde su llegada.

INICIATIVA

El choque arrancó en el segundo acto con el dominio de los de Adams. Con la línea defensiva muy adelantada, los rojiblancos tocaron cómodos aunque eso sí, crearon poco peligro porque el equipo de Quique Sánchez Flores se encuentra muy cómodo a la contra. Así lo ha demostrado durante toda la temporada y lo corroboró ayer con ventaja en el marcador.

ENTRENA

De las únicas notas positivas fue el arrojo de Entrena. El canterano, la única ilusión de la afición en la recta final de la temporada, al menos quiso demostrar que se puede contar con él para el nuevo proyecto en Segunda. Sus diagonales hacia dentro le dieron otro aire al juego del Granada. Además, debutó Jean Carlos, un extremo del filial que jugó pegado a la izquierda entendiéndose muy bien con Héctor, que buscó cuando pudo subir la banda para generar mayoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios