almería | GRANADA CF

Cerca de la salvación

  • El equipo almeriense ha mejorado en seguridad defensiva tras la salida del granadino Lucas Alcaraz

Los almerienses celebran uno de los goles marcados en la primera vuelta en Granada. Los almerienses celebran uno de los goles marcados en la primera vuelta en Granada.

Los almerienses celebran uno de los goles marcados en la primera vuelta en Granada. / alex cámara

Corren las aguas revueltas en el rival del Granada CF. Tras la salida de Lucas Alcaraz, que llegó después de la marcha de Luis Miguel Ramis, Fran Fernández se ha hecho cargo del equipo. Los locales están con varios puntos por encima de la zona de descenso, por lo que un triunfo les permitiría colocarse muy cerca de la salvación con solo tres partidos por disputarse. El técnico almeriense continúa con su condición de talismán, ya que no ha perdido ningún partido de los cinco en los que ha dirigido al equipo en dos etapas diferentes. El entrenador se estrenó hace dos jornadas con un triunfo providencial en casa por 1-0 ante el FC Barcelona B. Además, la semana pasada el rival del Granada obtuvo un valioso punto en el Heliodoro Rodríguez de Tenerife al empatar a cero.

LLEGÓ EN CRISIS

Estaba bastante mal el Almería hasta que llegó Alcaraz, que cogió a la UD Almería en una situación delicada y gracias a su trabajo y experiencia logró buenos resultados que le permitieron sacar la cabeza levemente de la zona peligrosa.

salida de aLCARAZ

En la rueda de prensa realizada tras su salida tanto Alcaraz como el vicepresidente del club, Alfonso García, alegaron que la dinámica del equipo era mala y decidieron que esa era la mejor solución. Alcaraz se ha quejado varias veces de la cantidad de lesiones que ha sufrido el equipo mientras él estaba en el banquillo, aunque no ha sido un hecho aislado. Los problemas físicos han sido la tónica predominante de un equipo que no ha conseguido estar al completo en ningún momento de la temporada.

CERROJO ATRÁS

Fran Fernández lo tuvo claro desde el primer día que se hizo cargo del equipo. El técnico construyó un muro alrededor de René, que no ha encajado ningún gol en los dos últimos partidos. El almeriense conoce las limitaciones de su equipo en la zona atacante, por lo que pretende alzar un muro atrás.

SIN REFERENTE

Una de las principales carencias del Almería es su falta de gol. Los locales no tienen un referente en ataque y entre sus cuatro delanteros han logrado la raquítica cifra de ocho tantos, repartidos entre los tres de Pablo Caballero, los dos de Juan Muñoz y Soleri y el único que ha marcado Hicham. El máximo goleador del equipo de Fran Fernández es Rubén Alcaraz, que suma nueve tantos a pesar de ser centrocampista, aunque su gran golpeo y su llegada desde atrás suponen un continuo peligro para los rivales del Almería. En el partido de ida ganó el Granada 3-2 con un gran partido de Rubán Alcaraz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios