granada cf | albacete balompié

Control estéril a pesar de las llegadas

  • Los locales salen más activos tras el descanso y crean mucho más peligro, pero no logran marcar

Joselu ve cómo se le anticipa Saveljich. Joselu ve cómo se le anticipa Saveljich.

Joselu ve cómo se le anticipa Saveljich. / carlos gil

Los Cármenes recordó ayer lo que significa un partido de fútbol de Segunda División. Sobre el verde del campo, que en algunas zonas era marrón, se pudo ver un choque que se movió durante su mayor parte en el centro del campo. El control del balón estuvo igualado entre ambos conjuntos durante la primera mitad y las ocasiones no llegaron hasta después del descanso, cuando los locales acumularon numerosas llegadas al área rival.

El Granada y el Albacete protagonizaron acercamientos tímidos, pero ninguno de los dos equipos terminó de crear peligro en la primera mitad. El paso por vestuarios cambió el choque, ya que los rojiblancos tuvieron varias ocasiones e hicieron emplearse a fondo a Tomeu Nadal, que retuvo un punto para su equipo.

El conjunto rojiblanco incrementó su dominio en la segunda mitad y tuvo más ocasiones

Los granadinos no terminaron de encontrar el camino hacia el área rival y en los primeros 45 minutos tuvieron varios acercamientos, aunque Tomeu Nadal tan sólo tuvo que intervenir sin demasiados apuros un par de veces para detener sendos disparos de Espinosa y Joselu, que no crearon peligro. En cambio, el Albacete tuvo claro su planteamiento desde el principio. Bien asentado atrás y sin rechazar el control del balón, el conjunto dirigido por José Manuel Aira tuvo la primera oportunidad del partido en el minuto 7. Javi Varas tuvo que emplearse a fondo con una gran estirada para evitar el tanto visitante tras un gran disparo de Néstor Susaeta.

Más allá de ese lanzamiento, el conjunto manchego no volvió a hacer intervenir a Javi Varas, que apenas tuvo que participar en el juego con los pies y despejar un saque de esquina que se envenenó. En cambió, el equipo dirigido por José Luis Oltra sí tuvo más presencia en el área contraria. Los locales pisaron la zona defendida por Tomeu Nadal en ocho ocasiones, pero el guardameta mallorquín no pasó apuros.

A pesar de que el Granada fue el que más posesión tuvo, también fue el que más faltas realizó a lo largo del partido. Los rojiblancos cometieron 17 faltas, aunque las tarjetas amarillas las recibió el Albacete, que acabó con tres. Los locales tenían clara su misión y no dejaron que el Albacete montara contraataques tras pérdida nazarí con faltas rápidas. Además, la primera parte fue igualada en cuanto a saques de esquina, ya que cada equipo botó dos.

El orden táctico impuesto por el Albacete cortocircuitó las ideas del Granada. Sin embargo, los rojiblancos volvieron al terreno de juego con una mentalidad diferente. Los locales comenzaron a crear peligro sobre la meta defendida por Tomeu Nadal, que ahora sí tuvo que emplearse a fondo para evitar los goles de Kunde y Joselu. Además, Machís pudo marcar el primer gol, pero su disparó se marchó desviado de la portería. Kunde volvió a poner a prueba al meta visitante, que tuvo que realizar una gran estirada. Además, Menosse remató a la salida de un córner, pero el balón no encontró portería.

El Granada había creado más peligro en cinco minutos con cuatro remates que en toda la primera parte. Sin embargo, los visitantes no pisaron el área local hasta el minuto 75 con un centro que se paseó por el área sin encontrar rematador. A pesar de ello, los nazaríes fueron tan superiores que Javi Varas se convirtió en un espectador más y no tuvo trabajo.

A pesar de que el Granada llegó al área rival hasta en 26 ocasiones, los cuatro disparos que realizó entre los tres palos encontraron la respuesta de Tomeu Nadal. El guardameta mallorquín evitó el triunfo de los locales en la primera jornada de la vuelta a Segunda División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios