granada cf

Cuarenta días para olvidar

  • La mala racha de los rojiblancos en las seis últimas jornadas les ha llevado a pasar de estar a un punto del ascenso directo a salir de las plazas de eliminatorias para subir

Antonio Puertas y Montoro, con las manos en la cabeza durante el partido ante el Osasuna. Antonio Puertas y Montoro, con las manos en la cabeza durante el partido ante el Osasuna.

Antonio Puertas y Montoro, con las manos en la cabeza durante el partido ante el Osasuna. / alex cámara

Comentarios 1

El Granada CF sigue en crisis. Dejó José Luis Oltra el equipo porque no estaban yendo bien las cosas pero la llegada de Pedro Morilla no ha servido para enderezar el rumbo. El mal momento que, dicen los especialistas, todos los conjuntos sufren a lo largo de una campaña en Segunda, se está alargando más de la cuenta en el caso de los nazaríes.

El inicio de Liga, con cuatro empates y una derrota en las cinco primeras jornadas, hizo pensar a muchos que la racha negativa llegaba a las primeras de cambio. Sin embargo, la trayectoria actual es bastante peor. El Granada sólo ha sido capaz de vencer uno de sus seis compromisos más recientes, con un pobre balance de cuatro derrotas y un empate en los otros cinco. Y la racha sigue abierta, aunque la ilusión de todo rojiblanco de bien es que se acabe el próximo domingo en el feudo del Sevilla Atlético.

A las tres derrotas consecutivas que provocaron la destitución de Oltra, ante Lugo, Nástic y Oviedo, en todos los casos por la mínima y con actuaciones decentes de los nazaríes, han seguido un triunfo frente al Numancia, una dura derrota en Lorca y el empate del sábado ante Osasuna con Morilla en el banquillo. Mejores resultados los tres últimos fines de semana que en los tres anteriores pero con sensaciones malas cuando lo que se esperaba una reacción y que comenzaran a llegar los triunfos.

El Granada acumula cuarenta días para olvidar. Son los que ha pasado desde que concluyera la jornada 28 el lunes 26 de febrero hasta el pasado sábado 7 de abril, cuando ofreció una nueva decepción a los suyos con el único punto sumado ante el Osasuna.

El hecho de sumar sólo cuatro puntos de los 18 últimos disputados, el hecho de flaquear cuando más en forma tienes que estar porque es la hora de la verdad, ha llevado al equipo a descolgarse en la clasificación, a alejarse del ascenso directo y, salvo remontada espectacular en las ocho jornadas que quedan, centrar sus miras en clasificarse para las eliminatorias.

Al término de la jornada 28 se encontraba el Granada tercero a sólo un punto del ascenso directo, mientras que ahora ha acabado la jornada 34 fuera de la zona de promoción de ascenso, después de haber permanecido en la misma en las ocho últimas jornadas.

Tras cuatro fines de semana seguidos quinto, el Granada está ahora séptimo, a un punto del sexto, que es el Numancia, pero ya a dos del Zaragoza, a cuatro del Cádiz, a cinco del Huesca, que es tercero con un partido menos, y a ocho de un ascenso directo que marcan Rayo Vallecano y Sporting de Gijón con las mismas unidades.

Para los amantes de las estadísticas, el empate ante Osasuna puso fin a una trayectoria de catorce partidos sin igualar, desde mediados de diciembre en Reus, con siete partidos ganados y otros siete perdidos desde entonces.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios