granada cf

Marzo de lluvias cargado...

  • Crece el pesimismo en el entorno granadinista después de los últimos resultados

De momento la llegada de Pedro Morilla al banquillo rojiblanco no ha producido el efecto esperado. De momento la llegada de Pedro Morilla al banquillo rojiblanco no ha producido el efecto esperado.

De momento la llegada de Pedro Morilla al banquillo rojiblanco no ha producido el efecto esperado. / álex cámara

Comentarios 1

"Marzo de lluvias cargado hace el año desgraciado". Así reza el refrán completo al que se podría agarrar todo aquel que no augura un buen final de temporada para el Granada. De hecho, los resultados cosechados el pasado mes unido al primero jugado en el vigente abril han extendido el pesimismo entre una afición que empieza a ver complicado que el conjunto rojiblanco se codee con los grandes de Primera División la próxima campaña.

Además de lluvioso en el aspecto meteorológico, marzo también ha sido ventoso en el seno de la entidad granadinista debido a que el primer equipo ha perdido fuelle en su presunto andar hacia la élite del fútbol español. En cuatro partidos, tres derrotas, que además fueron consecutivas -Lugo (2-1), Gimnástic (0-1) y Oviedo (2-1)-, y sólo una victoria -Numancia (1-0)-. Los malos resultados con los que comenzó el pasado mes terminó por pasarle factura a José Luis Oltra, pues la propiedad del club dio por colmada su paciencia con el técnico y decidió su destitución y sustitución por hasta entonces entrenador del filial, Pedro Morilla.

12Puntos. Son los que ha de disputarse en un mes de abril en el que se espera un cambio radical

Si bien el Granada ganó el primer partido con el nuevo entrenador, aunque fue en el último minuto, la derrota cosechada el pasado domingo en Lorca ha tenido como consecuencia que el panorama habido marzo haya cambiado poco. El nuevo técnico del Granada, que cuando se hizo cargo del primer equipo manifestó que uno de sus propósitos era que no hubiera tanta diferencia entre el juego que se ofrece en casa y el que se practica lejos de Los Cármenes, se estrelló a las primeras de cambio en su primera salida. No sólo se perdió el encuentro, sino que se hizo ante un rival que prácticamente está desahuciado en Segunda División y que llevaba casi cuatro meses sin ganar. Evidentemente, caer en Lorca no puede entrar en los cálculos de un club que aspira a lo máximo al final de esta temporada.

Abril, por tanto, empezó de la peor manera posible: una nueva derrota fuera y ante el colista. Por delante hay cuatro encuentros en los que todo el entorno granadinista es consciente de que o se produce un cambio, sobre todo en el tema de resultados que debe ir ligado a un mejor juego del equipo, o se irá al traste el propósito con el que el Granada comenzó la temporada.

Aunque aún todo es posible, lo que nadie duda es que el objetivo del ascenso sólo se alcanzará si se da un giro casi total. Y no hay tiempo de margen. El mes de abril debe servir para que el Granada recupere puntos que le sitúen en una buena posición de cara al esprint final en mayo. Son cuatro partidos, el primero este sábado ante otro equipo que lucha por volver a Primera: el Osasuna. En Los Cármenes también jugará la Cultural Leonesa (día 22), mientras que las dos salidas, en las que ya no caben muchas más desilusiones, serán a los campos del Sevilla Atlético (15) y el Huesca, el último fin de semana de abril. Son doce puntos los que están en juego, de los que pocos se deberían dejar escapar si es que se sigue queriendo subir directamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios