granada cf

¡Menuda semanita!

  • La victoria ante el Tenerife y la detención de Pina, protagonista en unos días intensos

El registro policial de las instalaciones del Granada motivado por la detención de Quique Pina fue la antesala de un merecido triufo rojiblanco. El registro policial de las instalaciones del Granada motivado por la detención de Quique Pina fue la antesala de un merecido triufo rojiblanco.

El registro policial de las instalaciones del Granada motivado por la detención de Quique Pina fue la antesala de un merecido triufo rojiblanco. / carlos gil

Comentarios 1

La enésima victoria en Los Cármenes puso fin a una semana, la pasada, en la que el Granada CF fue centro de atención informativa quiérase o no. La detención de su anterior presidente, Quique Pina, demostró que no siempre es verdad eso de que agua pasada no mueve molinos. En este caso sí que lo hizo y con aguas muy revueltas sobre un club al que el murciano devolvió a la élite deportiva a la par que presuntamente se aprovechó de él.

Silencio

Es comprensible que desde el club se pretenda dar una imagen de que se está al margen de todo lo acontecido en torno a la detención y puesta a disposición judicial de Quique Pina. Para ello, se ha adoptado una postura de 'no coment'. Sólo un escueto comunicado en el que se reconocía el registro policial que se estaba llevando a cabo en las oficinas e instalaciones del club y se mostraba la disposición a colaborar con la justicia. A partir de ahí, chitón. Una opinión muy personal es que no hubiera costado nada explicar y dar más detalles de esos registros y, sobre todo, poner sobre el tapete una postura firme en el caso de que se demostrara en el futuro que el club ha salido perjudicado por los aún presuntos tejemanejes de Pina -y también Gino Pozzo- durante su estancia en el sillón presidencial del Granada. Baste recordar que mientras en el Cádiz, el otro club perjudicado por estas desagradables informaciones, los actuales directivos ofrecieron una rueda de prensa para ofrecer algunos detalles -no muchos-, aquí se hizo saber a los periodistas que no se iba a contestar ninguna pregunta al respecto.

Y el balón rodó

Mientras los despachos callan se habló en el terreno de juego. Informar de un partido en Los Cármenes es casi sinónimo de comentar un triunfo del Granada. Por lo menos es así desde hace ya muchas fechas. Ajenos a lo ocurrido en torno al ya denominado 'caso Pina', los pupilos de José Luis Oltra saltaron al césped con la intención de hacer olvidar el abultado resultado en contra recibido en la visita al Barcelona B. No era fácil el partido ante el Tenerife porque la obligación ya aprieta, pero se comprobó una vez más que el Granada tiene dos caras esta temporada.

¡Qué golazos!

No es fácil presenciar goles bonitos en el campo de un equipo modesto. Menos aún, verlos a pares. Cuando Darwin Machís inauguró el marcador en el choque ante el Tenerife los aficionados que pasaron por taquilla ya podía dar la entrada por bien pagada. Lo que no sabían era que había un plus y que no tardaría en llegar. Pocos minutos después, el peruano Sergio Peña protagonizó un gol de bandera, de esos que se ven de higos a brevas. Echo la vista atrás y no recuerdo en un pasado cercano que Los Cármenes fuera el escenario de un golazo de semejante calibre. Éste queda para la retina de los que los disfrutaron in situ. Lo del sufrimiento final fue para dar un poco de emoción.

Otra vez en casa

El viernes Los Cármenes volverá a acoger otro partido del Granada y, esperemos, una nueva victoria. El equipo rojiblanco continúa fuera de los puestos de promoción y necesita asentarse en ellos para atacar los de ascenso directo. No hace falta recordar que es el objetivo de esta temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios