GRANADA CF

Pedro Morilla abre el abanico

  • El buen rendimiento de los menos habituales en el último partido se topa con el regreso de Víctor y Peña

Pedro Sánchez entró en la segunda parte contra el Numancia y fue uno de los más destacados. Pedro Sánchez entró en la segunda parte contra el Numancia y fue uno de los más destacados.

Pedro Sánchez entró en la segunda parte contra el Numancia y fue uno de los más destacados. / ÁLEX CÁMARA

A falta de comprobar en Lorca si Pedro Morilla convierte el triunfo contra el Numancia en una buena racha, y que esta se sostiene en el tiempo con los partidos como visitante, el sevillano ya puede apuntarse un tanto a su favor: la irrupción de jugadores que hasta ahora había sido poco utilizados o que cayeron en desuso con el anterior técnico. El nuevo preparador granadinista dio entrada a Quini, y Antonio Puertas, como titulares, a Germán como la única decisión técnica de verdad ya que las dos anteriores encajan mejor en por las bajas forzadas, y a Espinosa y Pedro Sánchez como recambios. De repente, a Morilla se le ha abierto un frente de posibilidades muy amplio. Justo cuando el final de temporada se acerca y los jugadores, cuanto más frescos, mejor rendirán.

La semana pasada, la primera de Morilla al frente de la primera plantilla, estuvo condicionada por las bajas. Se enfrentó al Numancia sin Víctor Díaz, que hasta el momento lo había jugado todo en Liga; sin Sergio Peña, que había sacado del once a Espinosa hasta mandar a este directamente a la grada; sin Machis, sancionado por una barrabasada en Oviedo y sin Ramos, lesionado. Estos dos últimos son los únicos efectivos que no recupera para esta semana Morilla, que también verá como se incorpora Rey Manaj, este menos habitual en los onces.

Puertas se ganó el derecho a repetir en el once y Espinosa puede actuar en el enganche

Ahora, al sevillano se le va a acumular el trabajo, sobre todo en el frente de ataque. Antonio Puertas fue su gran novedad en la titularidad. Actuó en el enganche, con tendencia a caer a la banda en la recta final del choque ante el Numancia, y no solo su actitud fue la mejor de la temporada, si no que el poco peligro que creó el equipo llevó su sello. Ahora que el almeriense se ha enchufado, que esté de vuelta en el banquillo podría deshacer todo el beneficio psicológico que ganó el domingo pasado. La clave estará en la baja de Machis y la más que probable salida del once inicial de la otra apuesta de Morilla, Hjulsager. Lo normal es que Peña vuelve a la mediapunta, pero también se ganó el puesto el otro día Espinosa. El peruano apenas llegará con tres entrenamientos al partido en Lorca, lo que inclina la balanza hacia el toledano, pero también Peña llega sin apenas jugar con su selección, por lo que tampoco puede convenir que pierda el ritmo de juego. Así, la posibilidad de que Puertas no salga del equipo de inicio se centra en las bandas, quizás donde más haya sufrido el almeriense en actuaciones anteriores de esta temporada.

La rapidez de Agra es la que mejor se adapta a la idea de juego que pretende imponer Morilla. El luso ya actuó en lugar de Machis el domingo, aunque más tarde permutó con Hjulsager. Por velocidad y desborde, el portugués tiene aún muchas papeletas de repetir en el equipo. Pero el abanico vuelve a abrirse con Antonio Puertas y Pedro Sánchez, otro de los destacados de la última victoria, que quizás se notó más en el campo con el rival más cansado. Tampoco Agra hizo un encuentro como para costarle su puesto en el equipo, por lo que la revolución en los flancos ofensivos podría limitarse tan solo a la salida de Hjulsager para inclinar a un lado a Puertas.

El abanico también está abierto en defensa. En su carta de presentación, Morilla dejó claro que para mantener la meta a cero había que cambiar a uno de los centrales. Se inclinó por quitar a Saunier para meter a Germán, y esa dupla con Chico Flores sería una sorpresa que la cambiara, a pesar de la falta de salida de balón que tuvo el Granada frente al Numancia. También el entrenador estaría en su derecho de argumentar que Quini siguiera en el once. El cordobés cumplió sin brillo en su primera titularidad supliendo al sancionado Víctor Díaz. Con el regreso de este al equipo, Morilla tendrá que deshojar la margarita. Quini convenció, pero el nivel del sevillano toda la temporada está siendo de los más altos del equipo. Víctor seguramente regresará a la titularidad, pero Morilla tiene datos para dudar: todos le responden y hay que ser justos, pero solo pueden jugar once.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios