Prorrogado el convenio de uso del estadio

  • El Granada pagará el agua y la luz pero, a cambio, podrá explotar los bares y el videomarcador

Castillo, Cuenca, Cuerva y Fernández (de izda. a derecha), durante el acto de ayer. Castillo, Cuenca, Cuerva y Fernández (de izda. a derecha), durante el acto de ayer.

Castillo, Cuenca, Cuerva y Fernández (de izda. a derecha), durante el acto de ayer. / granada cf

El Granada CF y el Ayuntamiento de Granada, a través de la empresa pública municipal GEGSA, firmaron ayer el acuerdo al que llegaron recientemente para prorrogar por un año el convenio que regula el uso del Estadio Nuevo Los Cármenes por parte del equipo rojiblanco.

La buena relación existente actualmente entre ambas partes ha provocado que el entendimiento sea total y que esta negociación haya sido poco más que un mero trámite, aunque es bueno recordar que éste no es un asunto banal, ya que la instalación es municipal y el Granada casi su único ocupante.

Cuenca y Cuerva dicen que es bueno que los próximos acuerdos sean para más tiempo

Esto provoca que sean muchos las aspectos a negociar y que las posturas no siempre estuvieran tan acompasadas como ahora. De hecho, la falta de acuerdo durante los primeros años entre Quique Pina, cuando era el principal gestor del Granada, y el ex alcalde José Torres Hurtado provocó una seria amenaza del dirigente, que estuvo cerca de buscar otro estadio para que los rojiblancos disputaran un encuentro como locales.

Ahora no es así, como se pudo comprobar durante el acto de ayer, en el que participaron por parte del Ayuntamiento Paco Cuenca y Eduardo Castillo, alcalde y concejal respectivamente, y por parte del club Ignacio Cuerva, en calidad de vicepresidente, y el director general, Antonio Fernández.

Aunque se han modificado pequeños detalles del convenio, desde los bandos se ha oficializado como una extensión del acuerdo actual por un año más, es decir, hasta el próximo 30 de junio de 2018.

Cuenca señaló que esta prórroga "es beneficiosa para ambas partes" y aclaró que desde este mismo verano el club rojiblanco asume el pago de suministros que generan su actividad, como luz o agua, algo que hasta hacía el Ayuntamiento, mientras que como compensación la entidad granadinista se hace cargo de la gestión de las barras del estadio y de la explotación del videomarcador, algo que también correspondía hasta ahora al consistorio.

Este convenio supone "un nuevo marco de diálogo y un punto de partida que busca durante este año un acuerdo más global con una mayor duración en el tiempo", añadió Cuenca durante el acto.

El alcalde se refirió al actual Granada CF como "un proyecto serio, fiable y leal que pretende situar al equipo en las más altas cotas del fútbol nacional, pero también tiene un claro compromiso social y con el deporte base".

Tras aclarar que el Ayuntamiento no se retira del Nuevo Los Cármenes y que los técnicos municipales seguirán con el mantenimiento de la instalación y apoyando técnicamente al Granada CF, Cuenca explicó que "a petición del club se van a retirar las esquinas del Estadio de Los Cármenes. El motivo es que la Liga de Fútbol Profesional penaliza a los clubes cuando se ven asientos libres en las retransmisiones de televisión".

Cuerva coincidió con el máximo edil de la ciudad en asegurar que la intención del Granada es "alcanzar durante este año un acuerdo de mayor duración para poder asumir una gestión a más largo plazo con el objetivo de plasmar en el campo las inversiones que el club tiene previstas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios