GRANADA CF | gimnÀsticadrián ramosl

Ramos, ahogado de espaldas a puerta

  • El colombiano se ve superado por la dupla de centrales catalanes que estuvieron ayudados por Fali

Adrián Ramos trata de proteger el cuero ante Pleguezuelo. Adrián Ramos trata de proteger el cuero ante Pleguezuelo.

Adrián Ramos trata de proteger el cuero ante Pleguezuelo. / álex cámara

Muchas de las miradas en el choque de ayer estaban puestas en Adrián Ramos. El colombiano, pese a no marcar en Lugo, venía de hacer un buen partido pero fue el anterior duelo en Los Cármenes ante el Alcorcón en el que anotó dos goles el que hizo que las esperanzas de los aficionados rojiblancos estuvieran puestas en el 'cafetero'.

Pero lo cierto es que no fue su mejor partido. Casi siempre jugando de espaldas, estuvo muy bien frenado por la dupla de centrales formada por Pleguezuelo y César Arzo. Pero es que además, Fali ayudó mucho a ambos, por lo que en ese triángulo Ramos se ahogó. Aún así, sus mejores acciones fueron recibiendo y dejando de cara. Por momentos dio un recital bajando el cuero pero con el aliento de su par en el cogote.

Sin embargo, a los delanteros se les suele calibrar por los goles anotados y ayer el '7' falló. Sólo remató tres veces, una entre los palos de Dimitrievski y todas ellas de cabeza tras centros laterales. El primero llegó en el minuto 21 a centro de Agra, que comienza a conocer los desmarques del sudamericano al primer palo. Ya en la segunda parte remató muy forzado un saque de esquina botado por el propio Agra, siendo su último intento a un cuarto de hora del final tras poner en el punto de penalti el esférico su asistente favorito, Víctor Díaz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios