GRANADA CF

Con los ánimos en las antípodas

  • El Almería ha sumado cuatro de los últimos seis puntos y ve en el Granada una víctima propiciatoria

Pedro Sánchez, al marcar el 3-2 ante el Almería en el último suspiro en la primera vuelta. Pedro Sánchez, al marcar el 3-2 ante el Almería en el último suspiro en la primera vuelta.

Pedro Sánchez, al marcar el 3-2 ante el Almería en el último suspiro en la primera vuelta. / ÁLEX CÁMARA

Los estados de ánimo de Almería y Granada están en puntos opuestos. Los rojiblancos de aquí no consiguen un triunfo desde el mes de marzo, mientras que los rojiblancos de más allá de Sierra Nevada tiene otro aire desde que cambiaron de entrenador tras la dimisión de Lucas Alcaraz. Otro obstáculo más a superar para los hombres de Miguel Ángel Portugal, que en su empeño de no dar por perdida la temporada, tendrán que luchar mañana contra un equipo al que el descenso le quema y que gastará su penúltima bala como local.

No son comparables las trayectorias del Granada y del Almería. Los granadinistas están en el peor momento de la temporada a nivel de juego y resultados: nunca ha estado tan lejos del ascenso directo (primer objetivo marcado por el club) ni del play off. Una segunda vuelta en la que lleva números similares a los de los equipos que luchan por la permanencia como el Almería, y que sobre el plano iguala bastante el panorama sobre lo que mañana se verá en el Juegos del Mediterráneo. Una caída libre de los granadinistas que ha tocado varias veces fondo en el último mes y medio y de la que sigue sin reponerse. El balance en los diez últimos partidos de los dos equipos es de un único triunfo. En el Almería podría llegar a ser comprensible puesto que ha estado inmerso en la lucha por la salvación toda la temporada, no así los granadinos, llamados a cotas mayores.

Los granadinistas afrontan el partido sin saber lo que es ganar desde el pasado marzo

Después de verse medio salvados, una mala racha se llevó por delante a Lucas Alcaraz hace tres jornadas. Cogió el mando el técnico interino Fran Fernández, que a diferencia de su homólogo en el Granada Pedro Morilla, sí parece haber enchufado al equipo vecino. Los almerienses ganaron en el estreno de Fernández forma apurada al Barcelona B en un duelo directo y la pasada semana sumaron un punto valioso en Tenerife, que se jugaba sus últimas cartas de disputar la fase de ascenso a Primera. Cuatro puntos de seis posibles antes de la visita de un Granada que se presenta como víctima propiciatoria.

Además, el Almería lleva toda la semana alentando a su afición para que acuda en el mayor número posible a su estadio. En las redes sociales han movido la etiqueta #LaHoradelaVictoria y los jugadores lanzan constantemente mensajes de optimismo para estar arropados en un partido que les puede hacer dar un paso de gigante en la pugna por mantenerse en la categoría de plata.

Y es que ganar podría poner al Almería siete puntos por encima del descenso a falta de nueve por jugarse, ya que lo más probable es que Barça B y Córdoba no ganen sus duelos ante Sporting y Rayo Vallecano. De superar al Granada, los de Fran Fernández se jugarían la salvación matemática la semana que viene en Córdoba, o como muy tarde en dos semanas, cuando reciben al Alcorcón en otro enfrentamiento directo.

Por si fuera poco, en el recuerdo de los almerienses está el duelo de la primera vuelta, que ganó el Granada en el descuento después de que, en el mismo descuento, hubieran empatado una desventaja de dos goles. Una derrota que dolió por cómo se produjo.

Les va la vida en el partido de mañana y tienen cuentas pendientes ¿Qué pesará más? ¿La lucha por la gloria que aún se niega desechar el Granada o por desesperación por hollar la salvación del Almería, que sabe que es su momento? La respuesta, mañana a las ocho de la tarde. Eso sí, pase lo que pase, habrá drama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios