Con escaso protagonismo

  • Rey Manaj disfruta de su segunda titularidad pero se ve perjudicado por la nula profundidad de los rojiblancos

El delantero albanés se dispone a disparar antes de la llegada de Unai. El delantero albanés se dispone a disparar antes de la llegada de Unai.

El delantero albanés se dispone a disparar antes de la llegada de Unai. / álex cámara

El mal momento por el que pasa Joselu hizo que Pedro Morilla optara por darle una oportunidad desde el inicio de partido a Rey Manaj, un jugador que ayer actuó por segunda vez como titular en la temporada. Una oportunidad que se vio truncada por la escasa profundidad que tuvo el Granada CF en todo el partido.

El albanés tuvo muy poca participación pese a que se fajó en todo momento con Unai García y Oier en un primer momento, o con Aridane. En los 93 minutos que estuvo en el terreno de juego no tuvo un remate claro ante el arco de Sergio Herrera pues las tres veces que intentó el disparo, en todas bien Herrera o el defensa de turno se lanzó con decisión al cruce rebotando el cuero en él.

A diferencia de cuando Adrián Ramos está en el césped, no se asoció tanto como el colombiano. De hecho, apenas dio cinco pases acertados y casi todos de espalda a puerta. El '9' rojiblanco era el destino de Javi Varas y de Germán cuando lanzaban en largo tratando de aprovechar su corpulencia y posibles prolongaciones o dejadas. Pero el buen orden defensivo de Osasuna, con muchas ayudas por dentro, hizo que casi los rechaces cayeran en botas de los jugadores navarros.

En lo que sí destacó fue en las ganas que le puso, llevándose una ovación por parte de la grada en el minuto 26 tras una buena presión. Poco bagaje para un delantero centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios