Dos extremos al final

  • El Granada logra concretar los fichajes del portugués Agra y del danés Hjulsager a pesar de que la actuación policial retrasó la confirmación de la llegada de los dos jugadores de banda

Andrew Hjulsager, en uno de los pocos partidos que ha jugado esta temporada con el Celta. Andrew Hjulsager, en uno de los pocos partidos que ha jugado esta temporada con el Celta.

Andrew Hjulsager, en uno de los pocos partidos que ha jugado esta temporada con el Celta. / JUAN HERRERO / EFE

El Granada firmó a dos jugadores en el último día del mercado de fichajes, y a pesar de las circunstancias que ayer rodearon la vida del club. La intervención de la UDEF en las oficinas del estadio de Los Cármenes y la Ciudad Deportiva retrasó ambas operaciones, que estaba muy encarriladas incluso desde el martes. El corte de la conexión a internet en las dependencias de la entidad retrasó todo el papeleo, e incluso durante el día se temió que el club no pudiera cerrar ninguna incorporación, por lo que solicitaron a la LFP, la RFEF y la FIFA un aplazamiento del cierre del mercado.

Los nuevos jugadores son hombres de banda, la posición que más necesitaba reforzar el equipo ante la falta de recambios para Darwin Machís y Pedro Sánchez debido a la falta de confianza de Oltra en Licá y Antonio Puertas. Primero anunció la incorporación del danés Andrew Hjulsager. Era un secreto a voces desde hace varios días. El acuerdo entre su club de procedencia, el Celta, y el Granada CF era total, como anunció este diario, pero quedaba por cumplirse uno de los requisitos que imponía el club vigués para 'soltar' al jugador: fichar a un recambio. Finalmente, y ante el inminente cierre del mercado, los gallegos forzaron al Torino para que diese facilidades en fichar a Lucas Boyé, su pretensión desde hace semanas, y al final lo consiguieron. De esta forma se desbloqueó la ficha del jugador, que finalmente recala bajo las órdenes de José Luis Oltra. Los términos del contrato son de cesión hasta el final de la presente temporada.

El club dijo de él que puede desempeñar su juego en las tres posiciones de la mediapunta, y que "posee un gran nivel técnico, facilidad para asociarse y capacidad para asistir o finalizar jugada". La temporada pasada llegó al Celta de Vigo procedente del Brondby de Dinamarca. Solo fue titular en tres partidos de siete jugados, entre ellos en la victoria por 0-3 de los celestes en Los Cármenes ante un Granada que prácticamente ya estaba condenado al descenso.

En su cuenta de Instagram, el futbolista danés ofreció sus primeras palabras como rojiblanco. Dijo estar "contento de formar parte del Granada CF" y que espera "ayudar al equipo a volver donde merece estar".

El segundo fichaje fue el del portugués Salvador Agra, una opción de última hora que cerró a apenas una hora de la clausura del mercado. Se trata de un extremo más puro que el propio Hjulsager, que llega procedente del Benfica cedido también hasta que acabe la temporada. Agra se encontraba también a modo de préstamo en el Desportivo Aves, con el que llevaba más de 1.700 minutos jugados en la Primera División del país vecino.

Agra es conocido en España por su paso en el Real Betis durante la temporada 2012-13, en la que disputó 10 partidos y marcó un gol. Ya en el conjunto verdiblanco mostró el tipo de jugador que es, que el club granadino describe como "un jugador de banda que destaca por su velocidad y verticalidad, siendo capaz de sacar buenos centros en las últimos metros o buscar gol merced a su notable golpeo de balón".

Su principal cometido será hacerle competencia a Pedro Sánchez, el extremo titularísimo con Oltra que lleva varios meses sin estar en el magnífico estado de forma con el que empezó la temporada. Agra también uso las redes sociales, en este caso el Twitter del club para decir que está "muy contento de estar en este gran club", y que espera a la afición en Los Cármenes.

En las últimas horas del mercado de fichajes se especuló con la opción de firmar a un mediocentro más de corte creativo, pero no trascendió su nombre. El Granada acaba firmando lo que quería, aunque la opción de Javi Ontiveros acabó por tierra, ya que Gino Pozzo puso como condición para ceder a Isaac Success al Málaga que el marbellí firmase por los vallisoletanos, ahora controlados por el italiano. También se especuló con el nombre de Bruno Gama para uno de los extremos. El jugador rescindió con el Deportivo pero no fichó por nadie y ahora es agente libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios