GRANADA CF

"No merezco la destitución"

  • Un José Luis Oltra muy emocionado y aún "sorprendido" por su cese cierra su etapa en el Granada rodeado de los hombres fuertes de la plantilla

Comentarios 1

En la Ciudad Deportiva del Granada CF hubo ayer un ambiente de funeral. Se despedía del equipo José Luis Oltra, fulminado de su cargo el lunes tras acumular la quinta derrota en los seis últimos partidos en casa. El valenciano ha quedado en el club como un hombre educado hasta el extremo, y eso hizo que su adiós fuera más sentido. Contrariado todavía, cavilando una destitución que él mismo dijo no compartir, Oltra compareció ante los medios de comunicación para despedirse. Lo hizo en solitario sobre el estrado de la sala de prensa, pero rodeado la plana mayor del Granada (Fernández Monterrubio, Fran Sánchez y su valedor Manolo Salvador), del entramado de Jiang (su 'macrodirector deportivo' Antonio Cordón), de todo su equipo técnico y de una parte de su plantilla, casi todos vestidos de colores negros y oscuros. Un funeral.

Oltra habló "desde el corazón" y aguantó unas lágrimas que amenazaron con aflorar en algunas pausas durante su intervención. Calificó el momento como "duro y difícil", pero tampoco se mordió la lengua. "Hay dos palabras que resumen lo que voy a comentar: sorpresa y gratitud. Sorpresa porque es una decisión que no me termino de creer, que no me esperaba porque el equipo está quinto, está dentro del objetivo marcado; porque a pesar de las últimas tres derrotas, el equipo está vivo y compitiendo bien; porque llegamos a tramo decisivo convencidos, seguros de que con el trabajo que se estaba haciendo, y se va a hacer, se iba a conseguir el objetivo. Siento que he dado todo mi esfuerzo, toda mi energía. He puesto toda mi pasión, toda mi profesionalidad. He asumido desde el primer día la identidad de club como si fuera la mía. Con aciertos y errores, todas las decisiones que he tomado han sido por el bien de la entidad", explicó el valenciano, que dijo sentirse "fuerte para seguir en el cargo". "Tengo plena confianza en la plantilla y en el trabajo. Respeto y acato la decisión, pero francamente no la merezco", soltó delante de sus 'ejecutores' Monterrubio, Cordón y Salvador.

Posteriormente a mostrarse tan sincero y aún dolido con su despido, Oltra se acordó de todos los estamentos y trabajadores del club, a los que agradeció su "bondad" y a los que llevará "siempre en el corazón". Evidentemente, el valenciano, que continuará viviendo en Granada hasta el final del curso escolar, se detuvo en alabar a la plantilla. "Solo puedo darles las gracias. Son un grupo extraordinario, comprometido, profesional, implicado, aplicado... Tiene todo para lograr el objetivo. No le puedo reprochar nada. Me siento orgulloso de haber sido entrenador del Granada, pero sobre todo de esta plantilla", dijo el entrenador, que estuvo acompañado en la sala por Agra, Machis, Álex Martínez, Chico Flores, Javi Varas, Montoro, Joselu, Víctor Díaz, Saunier y Pedro Sánchez. "He venido bastante entero, pero cuando los he visto fuera se me ha tambaleado un poco todo", se sinceró tras verles. También se paró en los entrenadores del club deseó "la mejor de las suertes" a Pedro Morilla y su cuerpo técnico.

"Agradezco a la afición su calor y su comprensión", declaró Oltra, de la que dijo que "son un ejemplo de pasión y sentimiento". "Ojalá sigan apoyando y respaldando al club, y al final festejando y celebrando lo que todos queremos, y pensamos que hubiéramos logrado también con nosotros, y que se va a lograr igualmente", sentenció.

Oltra se lleva "el cariño de la gente, el calor de la ciudad y muchos amigos", pero sobre todo "el orgullo de haber entrenado a un equipo de esta entidad y de haber sentido estos colores que son maravillosos". "Me voy siendo del Granada y con un mensaje de tranquilidad y confianza en los jugadores", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios