La meta ahora es ganar como visitante

  • A romper una racha de más de 500 días tras acabar con la de no vencer

Joselu se dispone a marcar el tercer gol del Granada ante el Córdoba. Joselu se dispone a marcar el tercer gol del Granada ante el Córdoba.

Joselu se dispone a marcar el tercer gol del Granada ante el Córdoba. / pedro hidalgo

El Granada CF consiguió el sábado lo que últimamente parecía imposible: ganar un partido. Vencer se había convertido en algo parecido a una obsesión, por no decir un imposible, para los rojiblancos porque llevaban casi siete meses sin alcanzar el triunfo en un partido oficial. Ahora toca hacer lo mismo pero fuera. Una vez rota una mala racha que se acercaba a los siete meses de duración, lograr la victoria el próximo domingo en Alcorcón serviría para poner fin a otra que ya dura más de quinientos días.

Desde el 1 de marzo, cuando en la vigésima quinta jornada de la Liga Santander de la pasada campaña el Granada se impuso por 2-1 al Deportivo Alavés, no sumaban los nazaríes tres puntos de una tacada.

Diecinueve encuentros oficiales, dieciocho de Liga y uno de la Copa del Rey, jugó el equipo en los casi siete meses transcurridos entre ese día y el pasado sábado, cuando volvieron las alegrías con el 3-1 frente al Córdoba. El pobre balance durante ese periodo ha sido de catorce derrotas y cinco empates.

Una vez rota esta mala trayectoria, los granadinos quieren acabar ahora con la de no vencer fuera de casa, que dura ya más de quinientos días, ya que la última victoria rojiblanca a domicilio se produjo el 7 de mayo de 2016, cuando logró en el campo del Sevilla un triunfo por 1-4 que le permitió entonces sellar su permanencia en Primera.

Si la formación que ahora dirige José Luis Oltra fuese capaz de ganar el próximo domingo en el choque de Liga que jugará en Alcorcón, cerraría el círculo, ya que pondría fin a las dos penosas rachas que arrastra en los últimos meses, confirmaría su recuperación tras un mal inicio de campeonato y se acercaría definitivamente a los puestos de cabeza en los que quiere y tiene que estar.

Además, después de ese choque el Granada disputará tres jornadas en sólo siete días, ya que el miércoles 11 de octubre afrontará la única jornada entre semana prevista para esta campaña en Segunda.

Ese día visitará el campo del Nástic de Tarragona, mientras que el domingo anterior recibirá al Lugo y el sábado siguiente jugará, también en el Nuevo Los Cármenes, ante el Oviedo. Tres encuentros en muy poco tiempo ante rivales, a priori, asequibles, y con dos de ellos disputándose en casa.

Estos tres choques y el citado ante el Alcorcón del próximo domingo pueden servir para que los de Oltra prolonguen las buenas sensaciones y conviertan en una anécdota su irregular comienzo del campeonato y las rachas de encuentros sin ganar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios