granada cf | valladolid

Con dos puntas también ganan

  • Oltra sorprende y apuesta de inicio por el 1-4-4-2, con Joselu y Adrián Ramos arriba

  • El equipo cambia al 1-4-2-3-1 después de realizar el técnico su última sustitución

Adrián Ramos persigue el balón acosado por un jugador visitante. Adrián Ramos persigue el balón acosado por un jugador visitante.

Adrián Ramos persigue el balón acosado por un jugador visitante. / álex cámara

Las sanciones obligaron a José Luis Oltra, entrenador del Granada, a variar el once inicial que venía actuando en las últimas jornadas. Chico Flores se recuperó de sus problemas musculares, por lo que pudo actuar de inicio. Incluso Menosse fue el jugador descartado de las lista de 19 que había dado el jueves. Sin embargo, Saunier y Sergio Peña sí que faltaron

al choque por culpa de las tarjetas. En el sustituto del francés no había duda y, como se esperaba, jugó Germán, mientras que en el relevo del peruano sí que hubo sorpresa relativa. Las opciones de Espinosa y Puertas quedaron descartadas al dejarlo sin citar, por lo que todo el mundo apostaba por Kunde, lo que obligaba a Oltra a meter otro medio centro junto a Montoro, o por Pedro, lo que llevaría a Hjulsager a su primera titularidad. Sin embargo, el técnico apostó por Joselu para colocar dos delanteros de inicio, ya que Adrián Ramos era fijo en todas las quinielas.

precedentes

La anterior vez que habían coincidido los dos de inicio fue en Reus, aunque Oltra no modificó ese día su 1-4-2-3-1 al tirar al jienense a la banda izquierda. La opción de los dos delanteros a la vez arriba se había quedado en los primeros encuentros de la temporada o como recurso para tratar de reaccionar en partidos que no funcionaban bien, mas en ninguno de los dos casos terminó de convencer. Por eso antes del choque, y una vez conocida la alineación la duda estaba en el dibujo que iba a utilizar el Granada con los dos 'nueves' a la vez en el campo de inicio. El técnico pasó de experimentos y colocó a los dos jugadores arriba, formando con un hasta ahora poco habitual 1-4-4-2.

entre líneas

El hecho de no jugar con media punta obligaba a medios y delanteros a tener más movilidad de lo habitual, a meterse entre líneas para crear juego. Kunde y Adrián Ramos fueron los que mejor lo entendieron. Aunque al Granada le costó romper la tela de araña pucelana, el camerunés llegó bastante a la frontal del área demostrando que abarca mucho campo. El colombiano se ofreció mucho, aunque no siempre lo encontraron. En una de sus apariciones llegó la jugada del 1-0. Fue él quien creó la superioridad y jugó con Víctor Díaz, que se la puso de dulce a Machís.

verticalidad

El venezolano, aunque no siempre eligiendo la mejor opción y desesperando más de una vez a Álex Martínez por no dársela, es un martillo pilón por la izquierda. Víctor Díaz realizó hacia él varios cambios de orientación interesantes y Machís se encargó de marcar otro gol para su cuenta y de ser un incordio constante.

presión alta

Aunque ninguno de los dos equipos presionó arriba del todo, el empuje de ambos al contrario cuando tenía la pelota fue bastante arriba. De hecho, cada vez que había saque de puerta tanto Masip como Javi Varas tuvieron que jugar en largo porque ambas escuadras impidieron en salir jugando desde atrás.

cambio de tornas

Sin el lesionado Montoro en el campo, al Granada le costó tener el balón en su poder en el segundo tiempo. El equipo, además, no estuvo más de una vez bien colocado en el terreno de juego, lo que provocó los ataques pucelanos y las pocas llegadas de los rojiblancas.

cambios

Fue Raúl Baena el sustituto de Montoro en el primer tiempo, sin que variara nada el dibujo nazarí. Superada la hora de partido hizo debutar el técnico a Salvador Agra, que entró por un fatigado Pedro, que cuajó una buena actuación. El luso se colocó en el extremo diestro que estaba ocupando Pedro, por lo que tampoco varío la disposición táctica. Pese a ser sus primeros minutos, se mostró rápido, trabajador en defensa y muy inteligente, aportando cosas al equipo y demostrando que puede ayudar bastante al Granada en esta segunda vuelta

otro dibujo

Sí que cambió el esquema rojiblanco cuando Oltra realizó, ya en los minutos finales, su última sustitución, que fue la entrada de Alberto Martín por Adrián Ramos. Kunde pasó a la media punta en el 1-4-2-3-1 con el que actuaron los nazaríes hasta el final del choque. Dio desahogo este esquema al Granada en la recta final del choque, ya que el agobio de los pucelanos fue menor y el 1-0 no se movió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios