granada - tenerife

"La roja es lo que nos hace sufrir"

  • Oltra cree que la expulsión de Sergio Peña fue "muy injusta"

José Luis Oltra, bien abrigado, siguiendo las incidencias del encuentro ante los insulares. José Luis Oltra, bien abrigado, siguiendo las incidencias del encuentro ante los insulares.

José Luis Oltra, bien abrigado, siguiendo las incidencias del encuentro ante los insulares. / álex cámara

El entrenador del Granada, José Luis Oltra, lo tenía claro tras el encuentro en la sala de prensa: "Hemos acabado sufriendo en un partido que teníamos muy controlado". El preparador dijo ante los periodistas que "la primera parte fue muy buena y teníamos la sensación de que estaba controlado porque ellos no han tenido ocasiones. En la segunda parte nos ha faltado estar mas juntos, podíamos haber perdido dos puntos y hubiera sido muy injusto. Hemos merecido la victoria y hemos hecho mejor partido que el rival".

Sobre el cambio de un tiempo a otro, el técnico recordó que "el rival también juega", añadiendo que "la primera parte ha salido bien porque el equipo ha defendido fuerte, ha tenido verticalidad y ha recuperado rápido el balón. Marcamos dos golazos y tuvimos la posibilidad de un tercero. Hemos jugado bien. Hemos hablado en el descanso de seguir la línea, de no regalar nada al rival, de no meternos atrás. Nos ha faltado la salida y no hemos tenido claridad ni determinación. No ha sido el de ellos un dominio abrumador ni de grandes ocasiones. Tuvimos el balón eln algunas fases pero sin profundidad. El rival pierde 2-0 y se juega mucho. Hace cambios ofensivos, juega con muchos delanteros en el campo, da un paso al frente y eso te condiciona".

Oltra vio "muy rigurosa" la tarjeta roja por doble amarilla mostrada a Sergio Peña. "Es muy injusta, es la primera vez que lo veo. Quiero pensar que el árbitro no sabe que tiene amarilla. Antes de aparecer el cartelón, se separa un poco, si es algo antideportivo tienes que dar más añadido, pero esto lo hace todo el mundo. Y eso es lo que nos ha hecho sufrir", agregó el técnico, quien confesó que "en la falta del 2-1, el cuarto árbitro le dice al árbitro que toca balón, pero la pita".

El entrenador del Granada también se refirió a los pitos al equipo que hubo en el segundo tiempo, cuando el partido estaba 2-0 y el Tenerife apretaba. "Soy muy respetuoso con la gente, nos da cariño a mí y al equipo. He visto a una afición rugir y llevarnos en volandas. En general, no aquí sino en todos lados, no se acaba de ser consciente de la realidad. A veces hay que jugar con los resultados y el partido. Ganar aquí cuesta mucho, tener presupuesto alto y todo eso no te da nada. El Tenerife viene de casi subir y fíajte donde está. Yo soy el primero que quiero más y soy exigente pero hemos de concienciarnos todos y sumar todos. Si algo tengo es experiencia y estoy con el mismo mensaje desde inicio de temporada", dijo.

"Con 2-0 pido que la gente anime y respalde al equipo. No hago llamamientos, es algo que no manejo ni pretendo. La gente en el tramo final y en la primera parte ha estado genial pero parece que nunca es suficiente. Está bien ser exigentes pero hay que tener pies en el suelo", sentenció.

El técnico dijo que "Peña y Machás han marcado la diferencia", que el trabajo de Adrián Ramos fue "magnifico" y que los cuatro minutos de Joselu fueron "sensacionales de apretar", y aclaro que en los minutos finales no dio órdenes porque "estaba con poca voz" y se sentó en el banquillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios