"A la mujer sin miedo": el epitafio de Gata Cattana escrito por Granada

  • Unos 100 artistas homenajean a la rapera fallecida con una exhibición de grafitis en la ciudad

Hace casi un mes, la rapera y poeta cordobesa Ana Isabel García, alias Gata Cattana, fallecía en Madrid a los 26 años a raíz de una complicación cardíaca. Su muerte dejaba huérfanos a miles de seguidores que veían en ella el relevo que la escena rapera femenina necesitaba. Graduada en Ciencias Políticas por la Universidad de Granada, García no encarnaba el estereotipo de rimadora de versos habitual. Cattana era culta, feminista, políticamente incorrecta, amante de los quejíos, hija de una generación perdida y transgresora en su género, al que añadió toques flamencos, electrónicos y hasta latinos sin despeinarse.

Este fin de semana, la ciudad la recordaba con un sentido homenaje artístico. Alrededor de 100 personas se acercaron al muro de la avenida Juan Pablo II, a la altura del Decathlon y la estación de autobuses, para honrar su memoria. Felinos de mirada desafiante, algunas perlas sacadas de sus canciones -"Descontrolá por la ciudad cantando hardcore con camisa y tacones altos; "Yo no camelo perfumes de Nina Ricci, soy más de libros de la Silvia Federicci"-, corazones y sobre todo retratos decoraban las paredes.

Felinos desafiantes, letras de sus canciones y retratos de ellas adornaban las paredes

La multitudinaria iniciativa se puso en marcha días después de su muerte. Su organizador, el grafitero Manuel Navarrete Dedos, la había conocido dos años antes en Granada en un slam, un torneo de poesía donde los oponentes se enfrentan a través de recitales dramatizados. "Desde entonces le seguí la pista. Hace poco pensé en escribirle porque quería colaborar con ella... Ahora es momento de homenajearla", contaba apenado.

Muchos de los participantes no la conocían antes de su fallecimiento, pero consiguieron plasmar su esencia a través de aerosoles, rotuladores y brochas. "Me enteré de la triste noticia a través de mi compañera de piso. Empecé a escucharla y me encantó su música. Me pareció tan libre, tan apasionante. En mi grafiti he intentado reproducir a una Cattana luchadora, con predilección por el flamenco y de estética japonesa como Banzai, el que iba a ser su primer disco", explicaba ayer K-lina, una estudiante de Bellas Artes. Pesk, un grafitero argentino afincado en Granada, también le rendía homenaje con un retrato. "Me siento muy identificado con ella. Tenía una visión muy libre del rap", declaraba. Entre los mensajes se pudieron leer además algunas frases que bien podrían pasar por epitafios de la rapera: "Mujer en toda regla. Poetisa en mayúsculas. Que la tierre te cuide"; "No hay nada que no esté a tu alcance"; "A la mujer sin miedo". Descanse en paz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios