Pilar Jiménez Torrecillas. Diseñadora

"El fenómeno de las blogueras es sólo una publicidad encubierta"

"El fenómeno de las blogueras es sólo una publicidad encubierta" "El fenómeno de las blogueras es sólo una publicidad encubierta"

"El fenómeno de las blogueras es sólo una publicidad encubierta"

-Lo que más vende en el mundo de la moda son los diseños femeninos. ¿Por qué, paradójicamente, hay tan pocas creadoras?

-Porque, como en todos los sectores de la sociedad, en el mundo de la moda hay machismo. Y, también, porque las mujeres no tienen ayudas sociales para ser madres trabajadoras.

-Sin embargo, el ámbito de las revistas de moda sí que es un universo femenino, con directoras como máximas responsables de las grandes cabeceras.

-Es que ser diseñador implica no sólo ejercer un oficio, también estar al frente de una empresa. Ahora, por primera vez en la historia, se ha nombrado una mujer como directora creativa de Dior, pero el resto de los directores habían sido hombres. También es cierto que hay perfiles que encajan muy bien a la hora de vender. Por ejemplo, el de madre de familia en una ciudad de provincias igual encaja menos. Pero es verdad que todo eso está cambiando mucho. Blogueras como Miroslava Duma, que tiene muchísimo poder y ha sido abanderada de las madre de familia en moda, pueden hacer muchas cosas.

-En la reciente semana de la moda de Madrid pocas han sido las diseñadoras madres de familia numerosa como usted que han presentado colección. ¿Hay que hacer mucho esfuerzo? ¿Compensa?

-Únicamente si eres una enamorada de tu profesión. Si no me volviese loca habría tirado la toalla hace mucho tiempo porque es un agotamiento total: en mi caso nació mi hija y a los siete días ya estaba incorporada. Sólo lo haces porque te gusta y quieres crecer.

-¿Y hay perspectiva de cambio?

-Una nueva dirección femenina en la Mercedes Fashion Week anuncia que algo está cambiando. También es una suerte que las principales revistas de moda estén dirigidas por mujeres.

-Ha mencionado a Miroslava Duma. ¿Cómo ha cambiado la industria con el fenómeno de las blogueras?

-Me parece que hay muchísimo intrusismo en este tema. Yo no soy una amante ni una seguidora de blog. Entiendo que es un fenómeno social de la comunicación 2.0, que existe, pero es una forma de publicidad encubierta. A partir de ahí se están creando unos perfiles y se está comunicando una forma de profesión que en mi opinión está vacía.

-Precisamente hace muy poco se ha suicidado una bloguera, Celia Fuentes.

-Por todo eso, estoy mucho más por el periodismo de moda. Infinitamente más. Aunque hay blogueras muy serias, como Mayte de la Iglesia o Eugenia de la Torriente, que ahora es directora de Vogue España. Eso sí son blog de moda. Lo otro es yo me pongo esto con tal otro y vivo por y para eso.

-¿Ese fenómeno irá a más o desaparecerá?

-Eso es difícil de predecir. Lo que sí estoy segura es de que el futuro de la moda, desde el punto de vista de la comercialización y la venta, está en el 2.0. Personalmente no me apasiona, pero será así.

-A pesar del fenómeno 2.0 las revistas de moda van cargadas de publicidad. Debe ser de los sectores editoriales más rentables.

-Bueno, nosotros tenemos la suerte de contar con un nivel de periodismo de moda altísimo, con muy buenos profesionales, como Charo Izquierdo, que antes de dirigir la Mercedes Fashion Week fue creadora del primer suplemento de moda en España.

-Sus estudios no fueron de diseño, sino de empresariales. ¿Los aplica a su firma?

-Eso no ha quedado olvidado, pero es un sector muy deprimido, muy complicado. Con la crisis nos hemos tenido que replegar. Hemos logrado sobrevivir, eso sí.

-Palomo Spain es el último boom del diseño español. Además del reportaje de fotos que le realizó Pedro Almodóvar, ¿qué hace más falta, talento o marketing?

-Yo creo que las dos cosas. Tiene que haber talento, por supuesto, y lo hay desde mi punto de vista, pero también buenos padrinos y medios para conseguir eso. Y me refiero tanto a los medios de comunicación como a medios económicos. No sé si será voluntad o casualidad, pero Palomo lo que ha hecho es generar un cambio: proponer prendas femeninas desfiladas por modelos masculinos.

-Aunque están destinadas al público femenino.

-Bueno, no son prendas de prêt-à-porter sino para escenografía, cine o para la confección a medida. De todas formas eso está bien porque, en el fondo, agita y hace que los demás nos tengamos que mover. Las cosas las tenemos que generar nosotros mismos, como la experiencia en realidad virtual de visita a la Abadía que propuse para presentar mi colección en Madrid.

-¿Por qué eligió la Abadía del Sacromonte?

-Nosotros hace cuatro años creamos la Asociación Pilar Dal BaT, que tiene como objetivo la recuperación de espacios patrimoniales o arquitectónicos de la ciudad de Granada. Intentamos elegir un espacio y darle un uso diferente para que se creen sinergías, que vuelva al primer término del imaginario ciudadano y que el tejido empresarial se dé cuenta de que es algo más que una iglesia: son 17.000 metros que necesitan apoyo y que se pueden utilizar para hacer eventos, presentaciones, workshop...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios