Aquel chico malo

  • CPO publica el rescate de 'Los hermanos', ópera breve de los últimos años del compositor estadounidense George Antheil

Antheil: The Brothers. Solistas. Orquesta Sinfónica de Bochum. Steven Sloane CPO (Diverdi)

Cuando George Antheil (Trenton, Nueva Jersey, 1900 - Nueva York, 1959) llega a Europa en 1922 lo hace con fama de virtuoso del piano, pero él, apoyado por una poderosa mecenas americana, Mary Louise Curtis Bok, fundadora del famoso Curtis Institute of Music, irrumpe con la intención de convertirse en el foco de atención de la vanguardia de su época, por lo que inmediatamente se declara dadaísta y empieza a relacionarse con todo lo más granado del mundo artístico del viejo continente (Picasso, Man Ray, Joyce, Satie, Stravinski...).

Su antirromanticismo radical, que compartía con Stravinski, lo conduce al mundo del futurismo con obras como Airplane Sonata, Mechanisms, Sonata Sauvage, Death of Machines o la Jazz Sonata hasta que la presentación en 1926 de su Ballet mécanique lo convierten en la gran figura musical del momento. La obra es a la vez un éxito y un escándalo y eso que entonces se ofreció una versión reducida a la inicialmente prevista por el músico, que incluía ocho pianos, una sirena, campanas eléctricas y un motor de avión. Pasado el furor dadaísta, Antheil vira hacia un neoclasicismo de corte stravinskiano que se aprecia ya en su Concierto para piano de 1927 y se reafirma en su primer trabajo operístico, Transatlantic, una visión mordaz del american way of life que tiene una acogida favorable, pero no fervorosa, en su presentación (Fráncfort, 1930). En 1933, Antheil vuelve a Estados Unidos y una nueva vida se inicia para él.

Cuando en 1945 escribe su autobiografía la titula Bad boy of music (Chico malo de la música), pero lo cierto es que para entonces su producción artística se ha plegado definitivamente al gusto del público americano. Tras el fracaso de su segunda ópera (Helen retires, Nueva York, 1934) y el abandono de su mecenas, el compositor marcha a Hollywood para ganarse la vida componiendo bandas sonoras de películas (dejó treinta y tres en todos los géneros), mientras sigue componiendo música de concierto y escénica. En 1954, escribe tres óperas breves en un acto, entre las que se cuenta The Brothers (Los hermanos), que se estrenó en Denver y fue rescatada 55 años después de su estreno por la Orquesta Sinfónica de Bochum. CPO ofrece ahora la grabación de aquel rescate.

Los hermanos es una ópera en tres escenas basada en la historia bíblica de Caín y Abel, traspasada a un medio obrero de la América de posguerra. Con orquestación camerística, la música nace de un compromiso entre el neoclasicismo europeo y el fácil melodismo del musical americano y, aunque no resulta una obra inolvidable, se escucha con agrado y sirve para constatar que en arte los caminos personales de ida y vuelta son más comunes de lo que nos parece. O cómo el enfant terrible que un día amenazó con una pistola al público de un concierto que no dejaba de alborotar, pasado el tiempo, se dedicó a complacer los oídos de aquellos a los que antaño soñó con escandalizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios