"Somos un grupo de corte clásico que podría encajar desde los 60 hasta ahora"

  • La Habitación Roja, una de las bandas más sólidas de la escena independiente, recorre en 'Para Ti volumen 2' el pop dorado de los 80 mientras prepara su nuevo álbum · El sábado hace doblete andaluz: Cádiz y Sevilla

Comentarios 11

La Habitación Roja sigue forjando su carrera musical sin estridencias, en los sótanos del mainstream e incluso en la trastienda de la explosión indie-pop, paso a paso en un avance regular, con independencia conquistada y con una rotunda convicción en su forma de hacer las cosas. Si hay que aportar créditos, la banda valenciana completa decenio y medio de trayectoria con siete discos en cartera. Cuando aún saborean el último, Universal (Mushroom Pillow, 2010), que reúne algunas de las canciones por las que serán recordados, LHR publica Para ti Volumen 2 (ídem, 2011), un LP de versiones de las bandas de los 80 que marcaron la compleja personalidad del grupo. Allí hay clásicos y joyas que nunca alcanzaron esa consideración. "Es una deferencia hacia nuestros fans y un homenaje a la música que nos ha inspirado", resume al teléfono Jorge Martí, líder del grupo.

En estos afanes, LHR no pierde su querencia natural por la carretera y los escenarios. El viaje les trae el sábado en acústico ("una historia muy imprevisible y desenfadada") como cabeza de cartel a la segunda edición de Mirador Pop. El mismo día tocarán en Sevilla (Obbio Club). Doblete andaluz.

-Comparten cartel con Sr. Chinarro justo después de haber versionado Quiromántico. Antonio Luque se ha sorprendido por esta versión "viril, sin rodeos, yendo al grano de lo que la canción es, cuatro acordes más cercanos al grunge que a la fantasía arty de cuando Chinarro lo grabó".

-Somos muy fans de Chinarro de siempre. Está en nuestro sello, nuestra agencia de contratación, siempre nos ha gustado mucho su lírica, su música, sus entrevistas y el personaje. Es uno de los artistas en los que todos coincidimos y que nos apetecía revisar, especialmente esta canción, un clásico, algo difícil pero tampoco la más obvia de su trayectoria. Me alegro de que al menos no se haya asustado.

-Vuelven a la labor casi de arqueología musical con el dos de Para ti. ¿Qué significa este trabajo?

-Es un homenaje a la música que nos ha inspirado y que nos gusta, que hemos escuchado de pequeños, algo que nos apetece mucho hacer y que también está dedicado a nuestros seguidores. No todas son superconocidas, otras hace mucho que salieron, o no han tenido mucha exposición, o no son las más obvias y conocidas de cada grupo. Lo hacemos desde el más absoluto respeto y con ganas de aportar un toque LHR, un sonido más atemporal porque algunas tenían una producción marcada, muy de su tiempo, muy ochentera. Somos un grupo de corte clásico, con un sonido clásico que podría estar adscrito a cualquier época y encajar desde los 60 hasta ahora, más o menos. Nuestra música se ha nutrido de los clásicos aunque hayamos puesto cosas al día de cosas que escuchamos y que nos marcan.

-¿Cómo es el proceso de grabar un experimento como éste?

-Siempre hay algún miembro de la banda que capitaliza un poco la ilusión y tira de la cuerda para que se haga una u otra canción. Después todos vamos probando los temas, viendo qué cariz toman, ver qué canciones se adaptan mejor. Siempre hemos tenido debilidad por el pop español. Ahora intentamos reconocer el legado de estos grupos y recordar que somos un poco deudores de todos ellos. Es atractivo, curioso. Es un ejercicio supersano porque además hace que uno se dé cuenta de muchas cosas al meterse en la piel de otros discos y canciones, te hace mejor músico y mejor persona creo. Será bonito dentro de años ver qué hemos hecho.

-Tienen dos discos más en proyecto con MP, el próximo para 2012. ¿Cómo va ese trabajo?

-Tenemos muy buena relación con la discográfica, un proyecto común. Por encima de contratos hablamos después de cada disco, y decidimos si seguimos adelante. Ambos conscientes de lo difícil que está el negocio del disco. Intentamos buscar nuevas formas, intentando hacer que esto sea razonable, si no económicamente por lo menos artísticamente. Ahora estamos trabajando en el próximo disco, tenemos canciones y mucha ilusión, como siempre.

-¿Siguen en la línea de Universal, una LHR más tranquila, digamos, o una LHR más cañera y urgente? ¿Aquí se aplica el principio acción/reacción?

-Hemos intentando disco a disco ponernos cambios. La base siempre suele ser parecida, nos gusta el pop, canciones de tres, cuatro minutos... También tenemos una gran carga de otro tipo de música que nos gusta y que aplicamos. Ruido, cuerdas, sintes, distorsión, hasta algún efecto rollo más electrónico, o bases… el último disco era más orgánico. Cuerdas, acústicas, coros, una producción más cuidada. Ahora estamos de lleno en el nuevo disco y de nuevo volvemos a virar. Tiene pinta de que será más inmediato, ruidoso. También donde lo vamos a grabar [Estudios Ultramarinos, con Santi García] contribuirá a eso. Hablábamos de una especie de Nuevos Tiempos pero con un sonido más pulido, tipo el de Universal, seguro que no saldrán ninguna de las dos cosas.

-Decir que LHR es una banda consolidada, ¿es decir mucho o es como no decir nada?

-Uno siempre aspira a más, a crecer, a seguir adelante con más fuerza. Sí que es cierto que a veces uno no se da cuenta del sitio donde está. No hay motivos para quejarse. Hoy en día la mayoría de los grupos tienden a compararse con la excepción, aquí Vetusta Morla, Love of Lesbian, Lory Meyers… Si te comparas con esos grupos y la explosión que han tenido siempre te va a saber a poco. Pero tenemos una trayectoria muy dilatada, hemos hecho muchas cosas distintas, proyectos, viajes, conciertos, grabaciones en el extranjero, en España... Cuando haces balance, ver siete discos y tener el estatus que tenemos está muy bien. Estamos en nuestro mejor momento.

-Que es algo así como decir nunca ganaremos el Mundial, pero aquí estamos...

-Vivimos en una sociedad en la que se premia a los ganadores absolutos, no se premia a los segundos ni a los gregarios. Siempre nos hemos visto como un grupo grande pero pequeño a la vez. Ambiciosos, con una base de fan muy militantes que nos hace tener independencia. Somos un grupo que quizás no gana premios y no nos reconocen por la calle, pero cuando se hace balance uno dice "hostias, el legado es interesante".

-Sobre sus letras, el poeta José Carlos Rosales ha dicho que le gusta cómo tratan las vivencias amorosas, que no son canciones de amor superficiales y hablan de una "convivencia cotidiana satisfecha". Se trata de una novedad en la música española y él dice que aún estamos en "un proceso de normalización creativa".

-La verdad es que es sorprendente, me alegré mucho. Explicaba perfectamente lo que como letrista siempre he pretendido. Ese tipo de cotidianidad, frustración, pequeñas alegrías, pequeñas derrotas, o grandes derrotas. Es una de las virtudes de LHR, el haber hablado de las cosas de forma clara pero no banal. Como artista, me ha gustado relatar este tipo de vivencias. La normalización de la que habla existe en la música anglosajona. Ahí te das cuenta de que tenemos prejuicios a la hora de expresar lo que realmente sentimos, lo que nos pasa y cómo lo vivimos. Muchas veces la gente se esconde detrás del idioma y de letras más crípticas. Siempre me ha gustado más la tumba abierta, el corazón abierto, cantar lo que sientes, sin tapujos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios