Bajo el signo de Brahms

  • La temporada de la ROSS incluye prácticamente todas las obras orquestales del músico alemán

Si la temporada recién concluida la ROSS dedicó un ciclo a las sinfonías de Beethoven, para 2011-12 el gran invitado será Johannes Brahms (1833-1897), de quien podrán escucharse prácticamente todas sus grandes obras orquestales: las cuatro sinfonías, los cuatro conciertos (los dos de piano, el de violín y el doble), las dos oberturas, las Variaciones Haydn, las dos serenatas y el Requiem alemán. Si se obvian unas pocas piezas menores, solo la cantata Rinaldo, la Rapsodia para contralto, coro masculino y orquesta, el Canto del destino, Nänie y el Canto de las Parcas quedan fuera de esta extensa mirada sobre la orquesta brahmsiana, a la que además hay que unir la versión que hizo Schoenberg de su Cuarteto con piano Op.25y cuatro pequeños homenajes de otros tantos compositores contemporáneos.

Un pequeño ciclo Mozart con dos citas (fuera de abono) que incluyen las Sinfonías 40 y 41 y conciertos para maderas, con profesores de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) como solistas, abrirá a mediados de septiembre una temporada sin apenas sobresaltos en cuestiones de repertorio. Un único estreno, Salón de Espejos de la sevillana Elena Mendoza, e Imagen II del propio Pedro Halffter se unen a las obras inspiradas en Brahms como representantes de la creación más actual. Mendelssohn, Strauss y Ravel figuran con más de una obra, entre las piezas más populares se cuentan también la de Mahler, el Concierto para violonchelo de Elgar, el Concierto para dos pianos de Poulenc y las Variaciones Rococó de Chaikovski, y entre las no tan conocidas pero que pueden sorprender gratamente al público sevillano están la Sinfonía nº2 de Nielsen y la nº14 de Shostakovich. El concierto participativo de La Caixa por Navidad ofrecerá los Carmina Burana de Orff, esta vez con dirección de Pedro Halffter (22 y 23 de diciembre), el Concierto de Año Nuevo será en esta ocasión una gala lírica y se repiten los exitosos programas de Cuaresma y Feria.

Entre los directores invitados hay algunos ya habituales, como Marc Soustrot, Hansjörg Schellenberger, Howard Griffiths o Michael Schønwandt, pero cabe también felicitarse por la presencia de una terna de pesos pesados españoles (Ros Marbá, Pons, Martínez Izquierdo).

Como otros años, el plantel de solistas es de primer nivel, y entre ellos cabe destacar a los pianistas Lars Vogt, Rudolf Buchbinder, Tzimon Barto, Jean-Philippe Collard y las hermanas Labèque, los violinistas Renaud Capuçon e Isabelle van Keulen, los violonchelistas Asier Polo, Daniel Müller-Schott y Gautier Capuçon y los cantantes Raquel Lojendio, Elena de la Merced y Roman Trekel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios