La insolvencia del circuito le empuja a solicitar el concurso de acreedores

  • El consejo de Cirjesa aprueba por unanimidad acudir a la vía concursal y anticipa un convenio para pagar en tres años el 67% de su deuda · El PP tiene un mes para negociar una salida al colapso por la deuda con FCC.

Comentarios 15

El circuito de Jerez paga ahora los excesos de hace una década. La enorme deuda, principalmente, por las obras faraónicas de remodelación de las instalaciones acometidas en 2001 han llevado al consejo de administración de Cirjesa -la empresa pública que gestiona el circuito- a aprobar por unanimidad de todos sus miembros la solicitud de acogerse al concurso voluntario de acreedores a tenor de una asfixiante situación de insolvencia financiera. La reunión, que tuvo lugar ayer en el Ayuntamiento, acordó igualmente una propuesta de convenio anticipado con los deudores para "ganar tiempo" una vez pase, llegado el caso, a tramitarse el concurso. Un convenio, según ha podido saber este periódico, por el que Cirjesa se compromete a pagar el 67% de su deuda (con una quita de la tercera parte de la misma, el 33%) en un plazo de tres años contados a partir de su aprobación.

La deuda a largo y corto plazo de la sociedad pública -no hay que olvidar que la Junta tiene alrededor del 32% de las acciones y en ningún caso se ha pronunciado, a través de la Agencia Idea, sobre el colapso de la misma- asciende en estos momentos a alrededor de unos 45 millones de euros, de los cuales prácticamente la mitad tienen que ver con el impago de unos 23 millones de euros a FCC por las mencionadas obras de remodelación.

A partir de que el PP se haga mañana sábado con las riendas del gobierno municipal, deberá constituir el nuevo consejo de administración de la sociedad público, celebrar junta general de accionistas y decidir si sigue adelante con la solicitud del concurso de acreedores o, por el contrario, tiene algún as bajo la manga para evitar llegar a una situación judicial que tiene como fecha límite el 22 del próximo mes de julio. "El consejo ha hecho lo que dice la ley que debe hacer y si ahora el PP llega a un acuerdo con FCC o consigue otra solución que evite la insolvencia, pues bienvenida sea, podrá salvar el concurso", declaraban ayer fuentes municipales. "Este consejo no ha logrado salir de la insolvencia, no sabe cómo afrontar los pagos de una obra faraónica e innecesaria y ha hecho jurídica y estrictamente lo que tenía que hacer", apostillaron estas mismas fuentes.

El próximo día 20 del presente mes, el nuevo gobierno municipal prevé volver a reunirse con directivos de FCC para renegociar el calendario de pagos definitivo de la deuda por las obras en las instalaciones jerezanas, lo que significaría un gran paso para evitar el citado concurso de acreedores. Ya la propia alcaldesa electa, María José García-Pelayo, confirmaba el pasado lunes la "disposición" de la constructora, tras una primera reunión oficial en Sevilla, para que la deuda se pueda enjugar "poco a poco" sin tener que consignar el grueso de la misma en una modificación del Presupuesto municipal de este año, según exige la providencia del Tribunal Superior de Justicia. Una decisión, como está publicado, que llevaría al colapso presupuestario del Ayuntamiento jerezano.

Sea como fuere, explicó en ese momento la dirigente popular, ese futuro acuerdo no paralizará la vía judicial ni la ejecución de la providencia, por lo que "estamos trabajando para resolver este problema jurídico, presentando algún documento que ofrezca alternativas y evitar las consecuencias jurídicas de no ejecutar la providencia". Del mismo modo, el PP ya ha dejado caer que, a priori, el circuito seguirá mayoritariamente en manos del Ayuntamiento, aunque no se descarta en un futuro deshacerse del mismo ya sea por vía pública o privada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios