Alemania y Rusia insisten en la necesidad de una "solución política" para el conflicto sirio

  • Putin reafirma en su encuentro con Merkel la necesidad de respaldar el plan de Annan

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin, destacaron ayer su interés común en una "solución política" para Siria, sobre la base del plan de paz del enviado especial de la ONU, Kofi Annan.

"Nuestro interés común es respaldar el plan de Annan para superar el escenario actual del conflicto", afirmó Putin, en una conferencia de prensa conjunta con Merkel, al término de la reunión mantenida por ambos líderes en la Cancillería alemana. El presidente ruso negó categóricamente que su país esté suministrando a Siria armas susceptibles de ser empleadas en una guerra civil y también que se comporte como un aliado del régimen de Asad.

Moscú "no está "apoyando" al régimen de al Asad, porque no está "respaldando ninguna de las partes en conflicto", dijo Putin, sino que trabaja para evitar "una escalada de violencia" que degenere en una "guerra civil".

"Trabajamos para evitar nuevas horribles masacres como la de Al Haula y estamos convencidos de que ello debe hacerse la base de una solución política", insistió Merkel, quien antes de la llegada de Putin había anunciado su propósito de hacer valer su influencia para que Moscú se una a la presión internacional sobre el régimen sirio.

"Tenemos que hacer absolutamente todo lo políticamente posible para evitar una guerra civil", enfatizó Merkel, para quien el plan de Annan es el "punto de partida adecuado" para conseguirlo, aunque, añadió, "llegado el caso deberemos adoptar medidas políticas adicionales".

La canciller alemana hizo una y otra vez hincapié en la palabra "política".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios