Alerta en el Ejército israelí ante el temor a una ola de atentados

  • Fuentes militares consideran muy probable una escalada de violencia en Cisjordania

El Ejército israelí está en alerta por temor a una ola de atentados en la Cisjordania ocupada por parte de grupos palestinos que se oponen a las negociaciones directas palestino-israelíes que se celebraron ayer en Washington y tras dos días de ataques contra colonos judíos. "Todavía hay terroristas en la zona, terroristas que tienen la motivación y quieren perpetrar ataques contra la población israelí", declaró a un grupo de periodistas el mayor Peter Lerner, portavoz del Comando Central del Ejército israelí.

Junto a Rawabi, urbe en construcción en Cisjordania, el militar reconoció que en las ciudades palestinas "hay menos armas en las calles, la Autoridad Nacional Palestina tiene el control y es un signo positivo, pero desgraciadamente hay elementos que están aprovechándose y ejecutando ataques terroristas". Los milicianos palestinos, señaló, "tienen capacidad, armas y voluntad de atacar" para la cual sólo hace falta "un hombre con un arma que cruce nuestras defensas".

En este sentido, el general Nitzan Alon declaró ayer a la emisora del Ejército israelí que "puede que haya más ataques" en los próximos días, informó la edición digital del diario Haaretz.

Una fuente militar en Rawabi dijo ayer a los periodistas que es muy probable que se produzca una escalada de la violencia en Cisjordania, aunque no tiene por qué ser ahora, sino más adelante.

"Es una cuestión de tiempo, pero soy pesimista. La historia nos dice que no podemos confiar", dijo la fuente, que pidió el anonimato.

Según ésta, la reducción de puestos de control militares en Cisjordania, ordenada por el Gobierno israelí con el fin de favorecer el desarrollo económico en los territorios ocupados, supone un riesgo para la seguridad y hace imposible garantizar que no se repitan ataques como los de los últimos dos días.

Desde 2008, según el Ejército israelí, se han reducido los puestos de control con presencia militar en Cisjordania de 41 a 14, el menor número de la última década, lo que permite a los palestinos "viajar de Nablús a Ramala sin ver un solo soldado israelí".

Para los colonos, sin embargo, estas medidas han facilitado los recientes atentados, cometidos en vísperas del inicio en Washington del proceso negociador impulsado por EEUU.

El primer ataque tuvo lugar la noche del martes, cuando dos hombres y dos mujeres israelíes murieron acribillados a balazos cuando viajaban en coche hacia un asentamiento judío junto a Hebrón. El miércoles, otros dos colonos resultaron heridos en un incidente similar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios