Anuncian la liberación de la mujer iraní condenada a muerte por lapidación

  • El caso de Sakineh Ashtiani se había convertido en el principal emblema de la lucha por los derechos humanos en el mundo · El Comité Antilapidación adelantó la noticia a falta de confirmación oficial

La iraní Sakineh Mohammadi Ashtiani, condenada a morir lapidada, ha sido liberada, al igual que su hijo y su abogado, afirmó a la AFP el Comité Internacional Antilapidación, con sede en Alemania. "Hemos recibido de Irán la información de que están libres", dijo a la AFP Mina Ahadi, portavoz del Comité.

"Esperamos aún la confirmación oficial. Aparentemente, esta noche hay un programa que debe ser difundido en la televisión, y ahí lo sabremos al 100%. Pero sí, hemos oído que está libre, y también su hijo y su abogado", dijo Ahadi.

Mohammadi Ashtiani fue condenada a muerte por dos tribunales diferentes en 2006 por su implicación en el asesinato de su marido. Su condena por el asesinato fue reducida en apelación en 2007 a 10 años de cárcel, pero su sentencia a morir lapidada por adulterio fue confirmada el mismo año por otra corte de apelación. El 22 de noviembre, el jefe del Consejo de Derechos Humanos iraní, Mohammad Javad Larijani, estimó que había "una gran posibilidad de que la justicia iraní perdone la vida" a Sakineh, durante una entrevista con la televisión en inglés Press-TV.

La revelación del caso el pasado julio por asociaciones de derechos humanos provocó una fuerte movilización en Occidente, donde numerosos países y personalidades pidieron que no se aplicara la sentencia.

Italia fue el primer país en reaccionar ante la noticia. El ministro de Relaciones Exteriores italiano, Franco Frattini, manifestó su satisfacción por la liberación de Sakineh y aseguró que se trataba "de un gran día para los derechos humanos". El canciller italiano subrayó sin embargo que "está verificando" la información, divulgada por el Comité Internacional Antilapidación.

"Irán ha cumplido un gesto de clemencia y comprensión y lo ha hecho en el pleno ejercicio de las prerrogativas de un Estado soberano", agregó el canciller italiano, quien espera que con ello se abra una etapa de "diálogo con Irán sobre derechos humanos".

Mohamad Mostafei, uno de los primeros abogados de Sakineh declaró ayer en Madrid que "al régimen iraní no le importa nada esta mujer, la utiliza para declararse víctima de la comunidad internacional y así poder cambiar la opinión pública" del país.

"El régimen iraní utilizará a Ashtiani para decir que son víctimas de las potencias internacionales, para cambiar la opinión pública iraní", explicó.

En palabras del abogado iraní, Ashtiani saldrá de la cárcel por la presión internacional, pero el Gobierno "tomará represalias contra ella cuando los medios de comunicación ya no se fijen en ella".

Mostafei calificó de mentiroso al régimen iraní, ya que el presidente Mahmud Ahmadineyad mintió en la ONU al decir que Ashtiani no había sido condenada a muerte. "Cuanto más grande es la mentira, más creíble puede llegar a ser", terció.

Por otro lado, Mostafei denunció el caso de una mujer ejecutada en la horca la semana pasada por el asesinato de la mujer de una ex estrella del fútbol del país tras pasar ocho años en prisión. "Todo el mundo sabía que Jadije era inocente y la presión internacional podría haberla salvado", declaró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios