Brown insiste en que es "la persona idónea" para seguir liderando el país

  • "No vacilaré. No abandonaré. Seguiré haciendo mi trabajo", asegura el primer ministro británico.

El primer ministro británico, Gordon Brown, insistió en rueda de prensa en que es "la persona idónea" con "el equipo adecuado" para servir al país y ayudarlo a superar la crisis económica y parlamentaria. "Si no creyera que soy la persona idónea al frente del equipo adecuado para enfrentarme a estos desafíos, no estaría aquí", dijo en una comparecencia para explicar la remodelación del Gabinete que ha debido llevar a cabo tras la dimisión de varios de sus ministros.

Tras admitir que el Partido Laborista ha encajado una "dolorosa derrota" en las elecciones locales parciales celebradas el jueves, Brown se mostró firme al afirmar: "No vacilaré. No abandonaré. Seguiré haciendo mi trabajo". El primer ministro atribuyó el descontento de los ciudadanos al reciente escándalo por los abusos de las dietas parlamentarias y la crisis económica, y, aunque aceptó también su responsabilidad, no dio muestras de plantearse abandonar el Gobierno.

Cinco ministros de su Gabinete han dimitido en los últimos días y uno de ellos, James Purnell, que ocupaba la cartera de Trabajo, le invitó a dejar también el cargo para dar opciones al Partido Laborista a ganar las próximas elecciones. Pero lejos de hacerle caso, Brown insistió en que, pese a los momentos difíciles que viven tanto él como su Gobierno y el país, tenía el deber de continuar la tarea empezada. "Tengo fe en cumplir con mi deber... Creo en que no hay que abandonar en tiempos difíciles", afirmó. "No soy complaciente, nunca he sido arrogante -repitió en varios momentos de la rueda de prensa-. No dudo que hemos sufrido una gran derrota. Pero la tarea a la que se enfrenta este país es tan grande que debemos continuar el trabajo".

Tras anunciar la nueva composición de su Gobierno, Brown se centró en enumerar las medidas que piensa aplicar para "hacer limpieza" en la vida política y "liderar el país para salir de la crisis". Entre otras cosas, prometió la creación de tres comisiones especiales que se presentarán cada semana ante el Gabinete y que se ocuparán respectivamente de la reforma constitucional y del sistema parlamentario, de la política nacional y de las medidas económicas necesarias para afrontar la crisis.

Para restablecer la confianza en el Parlamento, adelantó la convocatoria de una consulta ciudadana sobre su reforma así como la elaboración de un código de conducta vinculante para los diputados y la constitución de un organismo independiente que audite sus gastos. En un intento de mostrar decisión e iniciativa, también prometió nuevos planes para crear puestos de trabajo "verdes" o ecológicos y sobre educación y vivienda. "La economía y la ética exigen fortaleza, determinación y carácter", dijo Brown, quien apostilló: "Acabaré la tarea".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios