China abortó un plan para asesinar al hijo mayor del líder norcoreano

  • El complot para eliminar a Kim Jong-nam fue elaborado por el hijo más joven de Kim Jong-il

El Gobierno chino abortó un plan para asesinar a Kim Jong-nam, el primogénito del líder norcoreano Kim Jong-il, después de que éste fuera descartado para suceder a su padre al frente del régimen comunista.

Según informó ayer la prensa surcoreana, el plan de eliminar al hijo mayor del líder comunista fue elaborado por los partidarios de Kim Jong-un, el más joven de los tres hijos de Kim Jong-il, que según los servicios secretos ha sido designado para suceder a su padre en Corea del Norte.

El plan consistía en asesinar a las personas cercanas al hijo mayor en Corea del Norte, antes de asesinarlo en Macao, donde reside habitualmente, todo ello sin que Kim Jong-il se enterase de los planes.

De acuerdo con las mismas fuentes, las autoridades chinas descubrieron este complot a principios de la semana pasada y advirtieron a los partidarios del hijo mayor de Kim Jong-il en Corea del Norte.

El hijo mayor se encuentra ahora bajo la protección de las autoridades chinas que, según las mismas fuentes, abortaron los planes de asesinato debido a que Kim Jong-nam mantiene una estrecha amistad con la cúpula del Gobierno chino.

Las fuentes barajaron la posibilidad de que el primogénito del líder norcoreano se refugiara en China.

Asimismo, las fuentes informaron de que Pekín ha suspendido todos los proyectos de construcción y de desarrollo energético con Corea del Norte, en señal de protesta por el reciente ensayo nuclear norcoreano y el complot de asesinato contra Kim Jong-nam.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios