Comienza el juicio contra los jefes del Jemer Rojo, acusados de dos millones de asesinatos

  • Están imputados por genocidio, crímenes contra la humanidad, asesinato y persecución

Los últimos jefes del Jemer Rojo se sientan hoy en el banquillo de los acusados del tribunal internacional que la ONU ha organizado en Camboya acusados de matar a un cuarto de la población cuando gobernaron el país.

Están imputados de genocidio, crímenes contra la humanidad y de guerra, asesinato, tortura y persecución por razones religiosas y de raza contra la minoría musulmana cham, la población vietnamita y los monjes.

Los acusados son el jefe de Estado del régimen del Jemer Rojo, Khieu Samphan; el ideólogo y número dos de la organización, Nuon Chea; el ministro de Exteriores, Ieng Sary; y su esposa y ministra de Asuntos Sociales, Ieng Thirith. "Consideramos que son responsables de entre 1,7 y 2 millones de muertes, de las cuales aproximadamente 800.000 fueron violentas", indicó el juez camboyano You Bunleng, cuando concluyó la investigación de este caso, el número 2 que lleva el tribunal internacional y por ahora el último.

Los procesados, que tienen entre 79 y 85 años de edad, fundamentan su defensa en que desconocían los crímenes que se estaban cometiendo.

"Este caso es vital para la sociedad camboyana, pero estamos preocupados porque los acusados son muy mayores y alguno podría morir antes de recibir justicia. Esto sería una conmoción para Camboya", aseguró la presidenta de la Asociación de Víctimas del Jemer Rojo, Theary Seng.

La audiencia tratará cuestiones legales, sobretodo si puede volver a ser juzgado Ieng Sary, teniendo en cuenta que un tribunal nacional le condenó a muerte en rebeldía por genocidio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios