Detenido un joven sospechoso de portar explosivos mientras hacía un estudio en el centro de Bruselas

  • La Policía acordonó calles, evacuó varias tiendas y paralizó el metro y el autobús porque al estudiante, que estaba examinando radiaciones, le "salían cables de la ropa".

La Policía belga detuvo tras una operación policial de varias horas en el centro de Bruselas a un individuo sospechoso de llevar encima explosivos, que resultó ser un estudiante que examinaba las radiaciones en el centro de la ciudad, según informan varios medios locales. 

La Policía belga llevó a cabo una amplia operación en pleno centro de la capital belga, después de que un guardia de seguridad detectara a un individuo "del que le salían cables de la ropa". El servicio de desactivación de explosivos del Ejército belga y las fuerzas especiales belgas se desplazaron al lugar. 

El comisario de Policía Christian De Coninck relató que a mediodía se detectó a una persona en la céntrica plaza de la Monnaie que llevaba "vestimenta invernal de la que salían cables". Según declaró a "Le Soir" el guardia que le vio, su vestimenta y sobre todo los cables que salían de su abrigo alertaron a varios comerciantes de la zona. 

La Policía llegó al lugar y reclamó al individuo que abriera su chaqueta, tras la que escondía un cinturón abdominal del que colgaban cables, lo que provocó que los agentes recularan y pidieran refuerzos, según la declaración del guardia. La Policía levantó un perímetro de seguridad en el área afectada, que abarca la plaza de la Monnaie, a pocos metros la histórica Grand Place y la Bolsa, así como una calle peatonal con muchos comercios. 

Las fuerzas de seguridad acordonaron asimismo calles aledañas, y evacuaron una biblioteca cercana y varias tiendas. Varios militares y bomberos se desplegaron en el centro junto a un fuerte dispositivo policial. Durante el dispositivo la Policía pidió a los medios de comunicación y a los ciudadanos que no retransmitieran imágenes en directo, como ya hicieron en operaciones antiterroristas después de los atentados del 13-N en París y los del 22-M en Bruselas. La circulación de metro se vio afectada y varias líneas de autobús no circularon alrededor de la zona sobre la que se ha estableció el perímetro, informó la empresa de transportes de Bruselas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios