Una jueza de EEUU declara inconstitucional la ley contra los homosexuales en el Ejército

  • La norma fue aprobada como ley en 1993 como un compromiso para permitir que los gays y lesbianas pudieran servir en el Ejército, siempre y cuando no revelasen su condición sexual.

Comentarios 2

Una jueza federal del estado de California declaró inconstitucional la ley que prohíbe servir en el Ejército de Estados Unidos a los homosexuales que declaren abiertamente su condición sexual. La magistrada Virginia Phillips anuló la norma conocida como Don't ask, don't tell (no preguntes, no lo digas), que fue aprobada como ley en 1993 como un compromiso para permitir que los gays y lesbianas pudieran servir en el Ejército, siempre y cuando no revelasen su condición sexual. 

Se trata de la respuesta judicial a la demanda presentada por el grupo Log Cabin Republicans, una organización conservadora que defiende los derechos de los homosexuales. El director ejecutivo del grupo, Clarke Cooper, dijo estar "encantado" con un fallo que tildó de "victoria" para "todos los miembros del servicio militar de Estados Unidos". La jueza señaló en su dictamen que, como habían indicado los demandantes, la normativa contraviene la primera y la quinta enmienda de la Constitución estadounidense y vulnera "por muchos motivos" los derechos fundamentales de los miembros del Ejército. La ley, señaló Phillips en su fallo de 86 páginas, no sólo no influye en la preparación del Ejército sino que, en realidad, tiene un "efecto pernicioso" para las fuerzas armadas. 

Se trata del más reciente de una serie de fallos judiciales que han llevado a un aumento del escepticismo de la opinión pública estadounidense sobre las leyes que discriminan a los homosexuales del país. No obstante, la decisión de la jueza californiana no provocará un cambio inmediato de la ley. Poco después de llegar a la presidencia, Barack Obama había prometido acabar con la política del Don't ask, don't tell. El pasado mes de febrero, el secretario de Defensa, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor de Estados Unidos, almirante Mike Mullen, solicitaron a los miembros del Congreso que permitiesen a los homosexuales servir con libertad en el Ejército. La Cámara de Representantes ya ha aprobado revocar la ley, pero el Senado aún no ha abordado el asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios