"Emotiva" última reunión del Gobierno de Cameron

  • El primer ministro cederá hoy el testigo a Theresa May, que prevé varios cambios en el Ejecutivo.

David Cameron presidió ayer una "emotiva" última reunión de su Gobierno antes de presentar hoy su dimisión a la reina Isabel II y ceder el cargo a la nueva líder del Partido Conservador, Theresa May. El primer ministro reunió ayer a sus ministros en la residencia oficial del 10 de Downing Street, donde May, aún titular de Interior, y George Osborne, responsable de Economía, encabezaron los homenajes al jefe del Gobierno, según algunos titulares.

El premier, que era partidario de continuar en la UE, había anunciado el pasado 24 de junio su intención de dimitir después de que el electorado británico votase a favor del Brexit en el referéndum del 23 de junio. Al término de la reunión de ayer, de unas dos horas de duración, el secretario de Cultura, John Whittingdale, contó que se trató de un momento "emotivo" en el que todos valoraron el trabajo de Cameron durante sus seis años en el poder.

"Fue emotivo, pero es lógico, porque pasamos mucho tiempo trabajando en asuntos del Gobierno, pero tuvimos un momento para rendir tributo a su extraordinario servicio", explicó.

Otra ministra, la de Irlanda del Norte, Theresa Villiers, dijo que Cameron deja a un Reino Unido en mejor situación que cuando asumió el poder -en coalición con los liberaldemócratas- en 2010. "Él ha cambiado nuestro partido para mejor, ha cambiado al país para mejor, también a mí me ha dado enormes oportunidades, así que para mí fue un día triste ver la última reunión del gabinete", explicó Villiers, que hizo campaña a favor del Brexit. "Pero estoy segura de que nuestro país está en manos seguras con Theresa May", subrayó.

Por su parte, la secretaria de Estado de Empresa, Anna Soubry, destacó que Cameron deja un legado "increíblemente importante", con reformas como la legalización del matrimonio gay. "Él es optimista y positivo" sobre el futuro del Reino Unido, insistió Soubry después de la reunión.

Cameron preside hoy la última sesión de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes del Parlamento antes de acudir al Palacio de Buckingham para presentar la dimisión a la reina Isabel II. Después le tocará el turno a Theresa May, que recibirá el encargo de la soberana para formar Gobierno, algo en lo que puede empezar a trabajar hoy mismo una vez que entre en Downing Street.

Según algunos medios, May puede ofrecer la importante cartera de Economía al titular de Exteriores, Philip Hammond, viejo aliado de la nueva líder. Osborne, que hizo campaña a favor de la permanencia, podría cruzar la calle para hacerse con el Foreign Office, un ministerio vital ante las futuras negociaciones con la UE sobre la salida del bloque europeo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios