Evo Morales refuerza la presencia militar en la 'rebelde' Santa Cruz

  • El presidente boliviano se ampara en la existencia de "terroristas separatistas"

El presidente de Bolivia, Evo Morales, visitó ayer un destacamento militar recientemente instalado en el corazón del departamento oriental de Santa Cruz para luchar contra la "presencia de terroristas separatistas" en la zona.

"No importa que maten a Evo Morales, ustedes no pueden permitir el descuartizamiento del territorio nacional, no pueden permitir ninguna división", dijo a los militares el presidente en San Ignacio de Velasco, a unos 450 kilómetros al este de la capital departamental, Santa Cruz.

El presidente defendió la instalación de un comando conjunto militar y policial en esa localidad para "defender la unidad del territorio nacional" ante la supuesta amenaza de grupos terroristas separatistas descubiertos a mediados de abril.

"Por la presencia de separatistas y terroristas en Bolivia y en el departamento de Santa Cruz, decidimos reforzar las Fuerzas Armadas", justificó el gobernante.

Tras el descubrimiento a mediados de abril de una presunta banda de terroristas internacionales con planes magnicidas y separatistas, el Gobierno decidió reforzar la presencia militar en las fronteras con Brasil y Paraguay, la mayor parte en la región de Santa Cruz.

La oposición de ese departamento, feudo del autonomismo contrario al Gobierno de Morales, criticó el despliegue y lo calificó de "militarización" de la zona.

El pasado 16 de abril, en un céntrico hotel de Santa Cruz, la Policía abatió a tiros a tres supuestos mercenarios extranjeros en un operativo antiterrorista en el que fueron detenidos otros dos hombres.

Según el Gobierno, lo cinco hombres formaban parte de un complot para atentar contra el presidente Evo Morales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios