La Fiscalía investigará el uso de aviones de Estado en las fiestas de Berlusconi

  • El primer ministro italiano los podría haber utilizado para trasladar a amigos a su mansión de la isla de Cerdeña.

Comentarios 2

El Fiscal de Roma, Giovanni Ferrara, ha ordenado una investigación para clarificar si en la utilización de aviones del Estado a disposición del primer ministro, Silvio Berlusconi, se han cometido eventuales "comportamientos penales" o abusos, informó este lunes el diario La Repubblica.

Con esta decisión, la fiscalía pretende esclarecer los supuestos "vuelos de Estado y de la Aeronáutica militar" italiana que habrían llevado a amigos e invitados de Berlusconi hasta el aeropuerto de Olbia, en la isla de Cerdeña, para asistir a fiestas organizadas por el primer ministro en su mansión Villa Certosa, en la Costa Esmeralda.

Ferrara pedirá, siempre según las mismas fuentes, la normativa que regula el uso de aviones de la flota del Estado a disposición de las autoridades y en caso de "sospecha de irregularidades" abrirá un expediente.

La decisión del fiscal se ha conocido después de que el pasado domingo la oposición italiana pidiera explicaciones a Berlusconi por el supuesto uso privado de aviones militares para llevar a sus fiestas de Cerdeña a cantantes y amigos.

El uso de los aviones se ha triplicado con Berlusconi

Entre estos estaría el cantante napolitano Mariano Apicella, que ha grabado junto a Berlusconi varios discos, y que según La Repubblica aparece inmortalizado en una foto mientras carga su equipaje en el automóvil del cortejo presidencial tras bajar de un avión de la Aeronáutica militar italiana en el aeropuerto de Olbia-Costa Esmeralda.

Roberta Pinotti, responsable de Defensa del Partido Demócrata (PD) denunció que se ha "triplicado" el uso de aviones militares desde la llegada del Gobierno Berlusconi.

Según Pinotti, confrontando los cuatro primeros meses de 2008 con el mismo tiempo de 2009, el número de vuelos ha pasado de 150 horas mensuales a 400 horas.

Un capricho caro

Cada hora, precisa el diario, cuesta entre 4.000 y 5.000 euros. El líder de Italia de los Valores (IDV, en la oposición), Antonio di Pietro, denunció que si se confirma que de los aviones militares "bajaron enanos y bailarinas para pasar 48 horas de fiesta (en casa de Berlusconi), hay una pluralidad de actos ilícitos además de inmoralidad".

"A ello -agregó- se suma el uso de un medio de transporte estatal para actividades no institucionales; si todo estos fuera verdad se estaría cometiendo un delito. Pediremos explicaciones al Parlamento".

El anterior Gobierno, de Romano Prodi, dictó una normativa que limitaba el uso de aviones del Estado a los presidentes de la República, Senado, Cámara de Diputados, Consejo de Ministros, Tribunal Constitucional y ex presidentes de la República.

Berlusconi, precisó "La Repubblica", ha introducido la posibilidad de llevar a abordo a huéspedes y personalidades institucionales, "teniendo en cuenta naturaleza del viaje, el rango de las personas, exigencias de protocolos y costumbres".

La flota aérea del estado italiano está compuesta por cinco aviones Falcon 900, tres Airbus 319, dos Falcon 50 y dos helicópteros SHD. Tiene su sede en el aeropuerto militar romano de Ciampiano y su mantenimiento costó en 2007, según "La Repubblica", 28 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios