Golpe a la principal fuente de financiación de Wikileaks

  • El alud de revelaciones está generando problemas para la supervivencia del portal

Comentarios 9

La web Wikileaks, que se financia de aportaciones privadas, sufrió el viernes un golpe después de que el popular sitio de pagos por internet, PayPal, le cancelara su cuenta para recibir donaciones.

El anuncio se produce además en un momento en que la web creada por el australiano Julian Assange lucha por mantenerse on line, ante la negativa de algunos proveedores a prestarle servicio después de que comenzara a publicar embarazosos telegramas diplomáticos de EEUU.

Esta misma semana, dos empresas estadounidenses de servicios por internet Amazon y Every DNS, anunciaban la cancelación de su contrato con Wikileaks, lo que le dejó sin un sitio de alojamiento y la pérdida del dominio wikileaks.org.

Estas medidas obligaron a esta web a iniciar una complicada peregrinación por varios proveedores europeos que la alojaran bajo varias denominaciones.

El último revés para la empresa procede del sitio de pagos por internet PayPal, muy popular en varios países, y que canceló la cuenta aludiendo que los fondos recaudados estaban sirviendo para una 'actividad ilegal'.

Uno de los requisitos que exige PayPal es que el sitio de pagos 'no sea utilizado para actividades que animen, promuevan, faciliten o instruyan a otros a realizar actividades ilegales'.

La orden de captura del fundador de la página web Wikileaks, Julian Assange, para ser interrogado en Suecia por supuestos delitos sexuales puede ser 'una maniobra política', según indicó ayer su defensa.

Mark Stephens, el abogado en el Reino Unido del director del portal, señaló en un programa del canal público británico BBC que 'sin duda' luchará contra la posible deportación de su cliente a Suecia por temor a que sea extraditado a EEUU, donde algunos políticos han llegado a pedir la ejecución de Assange.

El letrado indicó que el portal, que la pasada semana tuvo que trasladar forzosamente su servidor a Suiza tras ser retirado de las compañías de internet estadounidenses, estaba siendo objeto de 'un enorme número de ciberataques'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios