Hallan muerto al empresario israelí acusado de tratos con Irán

  • El Departamento de Estado acusó a Ofer, el hombre más rico de Israel, de negociar con Teherán

El magnate israelí Sammy Ofer, de 89 años, cuya empresa Ofer Holdings Group se encuentra en el centro de una controversia por supuesto comercio con Irán, fue hallado ayer muerto en extrañas circunstancias en su apartamento de Tel Aviv, informaron medios israelíes.

El 24 de mayo, el Departamento de Estado estadounidense elaboró una lista de siete compañías que podrían ser sancionadas por comerciar con Irán, entre las que se encontraba la empresa israelí, matriz de Tanker Pacific, también en la lista.

Ofer Holdings negó toda relación de negocio, administrativa o de control con Tanker Pacific, pero nuevas informaciones aparecidas en los medios informativos israelíes señalaron que barcos vinculados con el grupo habían atracado en Irán.

La acusación a una compañía israelí de hacer negocios, aunque indirectos, con Irán, provocó un escándalo en Israel, especialmente duro con la aplicación de sanciones a Teherán por su programa nuclear que los israelíes aseguran que tiene como objetivo final dotarse de la bomba nuclear.

Ofer Holdings Group es una de las mayores compañías privadas del país, que posee y opera una gran flota marítima y tiene participaciones en los sectores bancario y tecnológico.

Sammy Ofer nació en Rumanía en 1922 y emigró con su familia a la antigua Palestina dos años después. Sirvió en la Royal Navy durante la Segunda Guerra Mundial, y en la Marina israelí en la guerra árabe israelí de 1948-49. Después se convirtió en agente naviero y fletó su primer barco en 1950.

En el momento de su muerte, Sammy Ofer estaba considerado el ciudadano israelí imás rico, con su imperio naviero valorado en más de 3.500 millones de dólares. El empresario fallecido deja esposa, dos hijos y ocho nietos, además de un bisnieto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios