Hamas y Al Fatah alcanzan un acuerdo para un Gobierno de unidadEl motín de los guardias de fronteras de Bangladesh culmina con 12 muertos

  • Todas las facciones palestinas se reúnen bajo la mediación egipcia en El Cairo tras varios meses de confrontación política y violencia desatada entre ellosEl Gobierno toma el control del cuartel de Dacca tras la entraga de armas de los atrincherados

Las distintas facciones palestinas acordaron ayer la creación de un Gobierno provisional de unidad nacional durante una reunión para reconciliar posiciones.

Esta reunión, crucial para tratar de formar un gobierno de "entente nacional", se celebró en el cuartel general de los servicios de inteligencia egipcios en Heliópolis, cerca de El Cairo, informaron fuentes egipcias y palestinas.

Wasel Abu Yusef, secretario general del Frente para la Liberación de Palestina, dijo que en las conversaciones se había decidido implicar en estos esfuerzos de reconciliación a todos los grupos palestinos y también se había acordado la formación de un Gobierno provisional.

Los dos principales grupos palestinos, Hamas y Al Fatah, se han enfrentado violentamente desde que la organización islamista Hamas controlara la Franja de Gaza al tomar por la fuerza el territorio en junio de 2007. Desde entonces el histórico partido Al Fatah, del presidente palestino Mahmud Abbas, sólo gobierna las zonas de Cisjordania no ocupadas por Israel.

En la cita se acordó la creación de cinco comisiones cuyas tareas fueron delineadas en la apertura de la reunión de ayer por el jefe de los servicios de Inteligencia de Egipto, el general Omar Suleiman, encargado de mediar entre los grupos palestinos.

Una de las comisiones estará destinada a concretar la formación del Gobierno de unidad nacional, otra supervisará las próximas elecciones generales (aún sin fecha) y otra más se dedicará a estudiar la reestructuración de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

Otro de los comités se encargará de analizar la situación de las fuerzas de seguridad en Cisjordania y Gaza, y un grupo más estudiará todos los aspectos ligados a la reconciliación palestina.

Estas comisiones se reunirán a partir del 10 de marzo próximo y su trabajo terminará cuando se completen todos los temas, agregó Yusef.

Añadió que la creación del Gobierno provisional tendrá como misión crear el marco para las próximas elecciones en un plazo que no sobrepase lo fijado por la Constitución, que correspondería al 25 de enero del 2010.

La reunión se celebra antes de que el lunes la comunidad internacional, reunida en Sharm el Sheij (Egipto) se comprometa a aportar una cuantiosa ayuda para la reconstrucción de la Franja de Gaza, devastada por una ofensiva militar israelí que mató a 1.400 palestinos entre el 27 de diciembre y el 18 de enero.

Como gesto de buena voluntad, Hamas levantó el arresto domiciliario sobre algunos miembros de Al Fatah en Gaza, mientras que Al Fatah liberó ya a 80 de los 380 miembros de Hamas que mantiene apresados.

Ambas partes ya habían anunciado que una reunión preliminar que se celebró el miércoles en El Cairo fue "positiva y prometedora". Agregaron que además acordaron suspender los ataques mutuos a través de la prensa como un gesto de buena voluntad y que llegaban a El Cairo con "el corazón abierto, buena voluntad y sin condición previa alguna", declaró Mushir al Masri, diputado de Hamas en Gaza.

Tanto Egipto como la Unión Europea consideran que es esencial la reconciliación entre las facciones palestinas para poder avanzar en el proceso de paz en Oriente Próximo. Por su parte, el grupo de Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y la ONU exige que Hamas reconozca la existencia de Israel y los acuerdos de paz firmados hasta ahora.

Tras 36 horas de tensión, negociaciones, promesas de amnistía y amenazas de asalto militar, los guardias de fronteras de Bangladesh pusieron ayer fin a un motín en su cuartel general de Dacca en el que murieron 12 personas.

"La situación está bajo el control completo del Gobierno. Los miembros del BDR (los Bangladesh Rifles) rindieron sus armas totalmente", anunció el portavoz de la jefa del Gobierno, Abul Kalam Azad.

Vehículos policiales entraron en el complejo del BDR en el centro de Dacca y tomaron el control de su verja principal y de la armería, mientras los amotinados ondeaban banderas blancas y soltaban a unos 150 rehenes, según el relato de varios medios.

La entrega de armas se efectuó en presencia de la ministra de Interior, Sahara Khatun, que entró en el cuartel a primera hora de la tarde por segunda vez para lograr la rendición total de los guardias que aún insistían en su revuelta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios