Homenaje a las 20 víctimas del asalto al restaurante en Dacca

  • La Policía custodia a los dos arrestados después del ataque y niega la autoría del EI o Al Qaeda

Las autoridades de Bangladesh rindieron ayer un tributo oficial en la capital, Dacca, a las 22 víctimas del asalto y toma de rehenes, el pasado viernes por la noche, en un restaurante de la ciudad del país asiático.

Los cuerpos de los civiles fallecidos empezaron ayer a ser devueltos a sus familias, mientras que los dos policías muertos ya fueron enterrados. De los 20 rehenes que perdieron la vida, 18 eran extranjeros: nueve italianos, siete japoneses, un estadounidense y una india. Las banderas de Bangladesh y de estos cuatro países ondearon en el escenario. Los embajadores o representantes de dichos países asistieron a la ceremonia en el Estadio del Ejército, en Dacca, presidida por la primera ministra, Sheikh Hasina.

El Gobierno insiste en que el ataque fue obra de un grupo terrorista local y sigue negando la presencia de redes yihadistas internacionales en su territorio, pese a que el asalto fue reivindicado por el Estado Islámico y la rama de Al Qaeda en el subcontinente indio.

La Policía sigue con la identificación de los seis atacantes muertos durante el asalto. Un séptimo fue detenido. Trata de determinar si tenían vínculos con grupos internacionales, incluido el EI.

Las fuerzas de seguridad prosiguen la investigación tras el asalto , que se prolongó durante 12 horas entre la noche del viernes y la mañana del sábado. Sin embargo, no le ha sido posible "llevar adecuadamente un interrogatorio" con los dos únicos arrestados por su precario estado de salud, según el inspector general adjunto de la Policía en la capital, Monir Uz Zaman. Uno de ellos es el único de los siete que sobrevivió al asalto y fue detenido, mientras que, del otro, este oficial no aportó detalles y se limitó a explicar que "ambos están en el hospital".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios