Israel se niega a prolongar la moratoria sobre la construcción de colonias

  • El Gobierno de Netanyahu ha informado de su decisión a Estados Unidos, que presionaba para extender el plazo · Aún sin una prórroga, el Ministerio de Defensa judío puede no autorizar las obras

Israel reiteró ayer que no prolongará la moratoria sobre la construcción en colonias judías de la Cisjordania ocupada, pese a las presiones estadounidenses y a las advertencias de los palestinos de que romperán las negociaciones recientemente reanudadas.

"El primer ministro (Benjamin Netanyahu) no cambió de posición sobre esta cuestión: no hay ninguna decisión de prolongar la moratoria" más allá de la fecha prevista, declaró a la agencia AFP un funcionario, que solicitó el anonimato.

Según el diario gratuito Israel Hayom, vinculado al jefe del Gobierno, Netanyahu consultó esta semana al foro de los siete principales ministros, que decidió no prolongar la congelación parcial de la colonización, e informó al respecto a la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.

El ministro de Defensa, Ehud Barak, que proponía esperar un acuerdo con los palestinos sobre el trazado de las fronteras, se encontró en minoría, según este periódico.

Aún sin una prórroga oficial de la moratoria, el Gobierno podría continuar frenando nuevas construcciones, ya que la Cisjordania ocupada depende del Ejército y, por lo tanto, del Ministerio de Defensa, que es el que tiene la última palabra respecto a la autorización del comienzo de las obras.

El 12 de septiembre, Netanyahu se refirió a un término medio. "Israel no continuará la congelación, pero tampoco construirá las decenas de miles de viviendas planificadas", declaró.

Clinton dijo el jueves que "esperaba" una prolongación de la moratoria, como pidió el pasado día 10 el presidente estadounidense, Barack Obama.

El Gobierno de EEUU "trabaja duro para que persista una atmósfera propicia a discusiones constructivas", afirmó, después de participar en dos días de negociaciones palestino-israelíes sin haber resuelto el diferendo sobre la colonización judía en Cisjordania.

Un alto responsable palestino sostuvo que durante dichas conversaciones, las autoridades estadounidenses propusieron una prolongación de tres meses de esa moratoria, para dar tiempo a que ambas partes se pusieran de acuerdo sobre las fronteras, con miras a "cesar la colonización en el territorio del futuro Estado palestino".

Israel quiere, en conformidad con un futuro acuerdo de paz, conservar los bloques de asentamientos donde viven más de 200.000 colonos fuera de Jerusalén Este, de modo que la construcción allí no implicaría a los palestinos.

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, advirtió en varias ocasiones que se retirará de las negociaciones si se reanuda la colonización.

Los palestinos, apoyados por la comunidad internacional, consideran que la continuación de la construcción en las colonias suponen hechos consumados que hacen inútiles las negociaciones.

Por su parte, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, sugirió "detener la colonización durante tres o cuatro meses" para "llegar a un acuerdo de paz en tres o seis meses", en una entrevista a la televisión israelí que será difundida hoy.

La UE también pidió el jueves "una extensión de la moratoria decidida por Israel", reiterando su exigencia del "cese completo de toda violencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios