Merkel participa en la entrega de un premio al caricaturista de Mahoma

  • La canciller alemana tacha de error el plan de quemar el Corán en un acto que puede levantar ampollas

La canciller alemana Angela Merkel calificó ayer de "odioso" y de "error" el proyecto de una iglesia estadounidense de quemar el Corán con ocasión del noveno aniversario del 11-S.

"Si un pastor evangelista integrista en EEUU quiere quemar el Corán el 11 de septiembre, me parece que es una falta de respeto, que es odioso y simplemente un error", afirmó Merkel durante la entrega de un premio de libertad de prensa al caricaturista danés Kurt Westergaard, amenazado por extremistas musulmanes por publicar un dibujo de Mahoma con una bomba como turbante.

Según el investigador alemán del islam Sebastian Elsässer, la asistencia de la canciller alemana a la ceremonia puede tener consecuencias imprevisibles. "Puede desencadenar la ira de los musulmanes si su presencia se interpreta como respaldo a las manifestaciones antiislamistas", explicó.

Desde que publicó sus caricaturas, el dibujante de 75 años ha sufrido varios ataques, por lo que vive con custodia permanente. El premio, de carácter honorario, es concedido anualmente por la Unión de Periodistas M100, con sede en Potsdam.

El tema central del premio de este año es la libertad de prensa en Europa, que según Merkel es "uno de los rasgos esenciales de una democracia liberal".

Por otro lado, las críticas al plan de quemar ejemplares del Corán se suceden. La UE expresó su rotunda condena a la iniciativa de un pastor protestante de Florida. Maja Kocijancic, portavoz de la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, aseguró en rueda de prensa que la jefa de la diplomacia europea "condena enérgicamente cualquier tipo de intento como éste".

También el Vaticano afirmó la iniciativa de Terry Jones un "ultraje a un libro considerado sagrado" por una comunidad religiosa.

Por último, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, estimó que un acto de esa naturaleza no puede ser apoyado "por ninguna religión". "El secretario general está profundamente perturbado por las informaciones sobre un pequeño grupo religioso que tiene intenciones de quemar ejemplares del Corán. Tales actos no pueden ser sostenidos por ninguna religión", señaló en un comunicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios