Merkel abre una nueva batalla política al prolongar la vida útil de los reactores nucleares

  • La canciller revoca el "apagón" progresivo pactado hace diez años por el Gobierno de Schröder

La canciller alemana, Angela Merkel, celebró ayer el acuerdo conseguido por su alianza de centroderecha para prolongar la vida útil de los reactores nucleares y revocar el "apagón" progresivo pactado hace diez años con las empresas energéticas por el Gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder.

Merkel calificó de "revolución" el nuevo plan energético que permite extender hasta 14 años el funcionamiento de los reactores atómicos. "Nuestro suministro energético será el más eficiente y el más sostenible desde el punto de vista ambiental en todo el mundo", dijo.

Horas antes, los democristianos de Merkel y sus socios liberales anunciaban un acuerdo para resucitar la energía nuclear como fuente de ingresos para las castigadas arcas públicas. A cambio de continuar operando las centrales, los cuatro grandes grupos energéticos pagarán en seis años unos 2.300 millones de euros anuales que serán destinados a consolidar los presupuestos del Estado. También se comprometen a efectuar una contribución voluntaria para el desarrollo de las energías de fuentes renovables de entre 200 y 300 millones de euros anuales.

La oposición y las organizaciones ambientalistas calificaron el acuerdo de "farsa" y afirmaron que el Gobierno se estaba vendiendo a las grandes operadoras energéticas del país, cuyas acciones subieron tras conocerse la noticia.

Por su parte, el Partido Socialdemócrata (SPD) amenazó con ir hasta el Tribunal Constitucional si la nueva ley energética no es sometida a votación en la Cámara Alta. El Gobierno alemán planea formular una ley que no necesite ser ratificada por el Bundesrat, donde perdió la mayoría y se toparía con el veto de socialdemócratas y verdes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios