Miles de combatientes tribales opuestos al régimen de Yemen marchan hacia Sanaa

  • Los enfrentamientos armados con las fuerzas de seguridad continúan en la capital, cuyo aeropuerto fue cerrado al tráfico, y se extienden a la ciudad de Taez, donde han fallecido unas 50 personas

Los enfrentamientos armados entre combatientes opositores pertenecientes a algunas tribus y fuerzas leales al cuestionado presidente yemení, Ali Abdala Saleh, proseguían ayer en Sanaa y se extendieron, por primera vez, a Taez, a 270 kilómetros al sur de la capital. Las autoridades suspendieron los vuelos en el aeropuerto de Sanaa y desviaron algunos hacia Adén (en el sur) como consecuencia de estos combates, indicó a la agencia AFP una fuente aeroportuaria.

Los enfrentamientos entre fuerzas del presidente Saleh y combatientes tribales, que aumentaron en intensidad hacia el mediodía, se concentran en el barrio Al Hasaba, en el norte de la capital, a unos diez kilómetros del aeropuerto.

Tras cuatro meses de protestas populares sangrientamente reprimidas por el régimen de Saleh, que se niega a dejar el poder, la revuelta adquirió otra magnitud el 23 de mayo, cuando el presidente se negó por tercera vez a firmar un acuerdo mediado por los países del Golfo que preveía la transferencia de poder. Entonces se iniciaron duros combates en Sanaa entre fuerzas leales al mandatario y un poderoso jefe tribal, el jeque Sadek al Ahmar, que se unió a la oposición.

Unas 15 personas murieron en combates la noche del miércoles entre partidarios de Ahmar y fuerzas gubernamentales en la capital yemení, indicó un portavoz de un hospital.

Por tercera noche consecutiva, partidarios de Ahmar y Saleh protagonizaron combates, considerados por los habitantes de la zona como los "más violentos" de los últimos tres días.

Los enfrentamientos habían provocado la muerte de 47 personas el miércoles, según una estimación de la AFP en base a datos brindados por los hospitales.

Ayer, miles de combatientes yemeníes salieron rumbo a Sanaa para apoyar a Ahmar en su lucha contra las fuerzas leales a Saleh, indicaron dirigentes tribales.

Unos 15 kilómetros al norte de Sanaa, hubo nuevos enfrentamientos entre partidarios de Saleh y de Ahmar, que intentaban entrar en la capital, afirmaron estos dirigentes, agregando desconocer si había víctimas.

Estos hombres armados "quieren entrar en Sanaa para apoyar a su líder", afirmó uno de estos dirigentes.

Los combates eclipsaron el movimiento de protesta popular en Sanaa, donde solamente algunos centenares de irreductibles acampaban aún en la plaza del Cambio, indicó el miércoles un fotógrafo de la AFP.

Por otra parte, en Taez tuvieron lugar por primera vez combates entre opositores armados y fuerzas gubernamentales, indicaron testigos.

Los enfrentamientos se concentraron en torno al palacio presidencial y a un cuartel de la guardia republicana, una unidad de elite leal a Saleh.

Al menos 50 personas habían muerto en Taez, la gran ciudad del suroeste de Yemen y una de las primeras que se rebeló contra Saleh cuando las fuerzas de seguridad desalojaron, el pasado lunes, una multitudinaria sentada contra el régimen en la Plaza de la Libertad.

En el sur del país, la ciudad de Zinyibar fue escenario el miércoles de enfrentamientos entre sus nuevos ocupantes armados y fuerzas militares que rodeaban la localidad.

Según explicó un residente, los hombres armados que tomaron el domingo 29 de mayo esta ciudad aseguraban pertenecer a una organización desconocida, llamada los Partidarios de la Sharia, y "se preparan para proclamar un emirato islámico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios